Agro

La compañía tecnológica Seresco y el CSIC se alían para mejorar la gestión del viñedo

Seresco y el CSIC han firmado un contrato de apoyo tecnológico para optimizar la gestión de los viñedos de Asturias y extrapolar posteriormente los resultados a otras zonas vitivinícolas.

El objetivo es perfeccionar y acercar a viticultores y bodegas una plataforma de gestión de viticultura de precisión, desarrollada por Seresc en el marco del programa Cultiva Decisiones, así como crear un modelo predictivo de las principales enfermedades en zonas vitícolas de montaña.

El grupo de investigación del CSIC cuenta con una amplia experiencia de más tres décadas en el estudio y recogida de datos vitivinícolas, sobre todo en Galicia y Asturias. Dispone de estaciones agroclimáticas en distintos viñedos asturianos, lo que permite disponer diariamente de numerosos parámetros climáticos (radiación solar, temperatura del suelo y del aire, humedad foliar, humedad relativa?) de cada una de las zonas, que posteriormente se cruzarán con datos sobre el comportamiento de la propia planta, en cada uno de estos viñedos.

Asimismo, cuenta con captadores de esporas de hongos en las mismas ubicaciones, que permiten determinar la concentración de las mismas en el aire.

Durante cinco años, el CSIC prestará asesoramiento y suministrará a Seresco datos recogidos en los Concejos asturianos de Cangas del Narcea e Ibias. Todo ello permitirá a Seresco ofrecer a viticultores y bodegas asturianas una plataforma más optimizada y eficiente para una mejor gestión del viñedo, a través de las nuevas tecnologías, extrapolable también a otras zonas vitícolas.

Como parte de este contrato, Seresco y el CSIC van a unir también sus conocimientos y experiencia para desarrollar modelos de predicción de aquellas enfermedades de la vid con mayor incidencia a nivel mundial (Mildiu, Oidio, Botrytis y Black-rot). La eficacia de estos modelos se comprobará con la observación de aparición de síntomas en los viñedos y variedades de vid asturianas. Los resultados obtenidos ayudarán a optimizar los modelos de las distintas enfermedades, cuya aparición se podrá predecir y comunicar a los viticultores, mediante Cultiva Decisiones, con suficiente antelación para que puedan aplicar los tratamientos adecuados, en el momento oportuno y solo cuando haya riesgo de ataque de la enfermedad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint