Agro

Fuente de Cantos (Badajoz) acogerá la mayor planta procesadora de pistachos de la región

  • Extremadura cuenta entre 1.500 y 2.000 hectáreas y tiene muchas posibilidades de crecimiento
  • Esta cooperativa apuesta por la cantidad para comercializar sin depender de intermediarios
Pistachos. Europa Press
Fuente de Cantosicon-related

Esta planta contará con una inversión de 1.3 millones de euros y se espera que pueda estar operativa para la campaña de 2023, según ha anunciado la Sociedad Cooperativa Agroalimentaria Extremeña de Pistachos.

La Asamblea General de socios ha dado su conformidad casi por unanimidad a la instalación de la mayor planta procesadora de pistachos de la región en la localidad de Fuente de Cantos (Badajoz).

El 95% de los socios asistentes a esta Asamblea han ratificado así este proyecto ambicioso que pretende aglutinar los intereses de todos los productores de pistacho de la comunidad autónoma y que nace con vocación de convertirse en el referente del sector en el suroeste nacional.

El cultivo del pistacho cada vez suma más adeptos, y Extremadura se está consolidando con un potencial referente de esta producción, unas plantaciones agrupadas en las comarcas de las Vegas Altas y Bajas del Guadiana y de la Campiña Sur (todas en la provincia de Badajoz) son las grandes productoras, pero es la zona de Sierra de Gata (Cáceres) la que se presenta como el lugar ideal para este cultivo. Extremadura cuenta entre 1.500 y 2.000 hectáreas con mucha posibilidad de crecimiento porque se reúnen todas las condiciones edafoclimáticas.

Destacan de este cultivo que su productividad no es inmediata, el rendimiento medio (frutos secos al 6% de humedad y en cáscara) en secano, a partir del octavo año de plantación es de 1.000 kg/ha/año. En regadío, a partir del sexto y hasta el décimo año, con un aporte de agua de 1.500 m3/ha/año, el rendimiento medio es de unos 1.500 kg/ha, y desde el décimo al vigésimo año, con 3.000 m3/ha/año, es de 2.000-2.500 kg/ha. Las variedades Kerman y Larnaka son dos de las más plantadas en España y en Extremadura.

Teniendo en cuanta las peculiaridades del pistacho es la necesidad del producto de ser procesado con cierta rapidez desde su recolección, debido a la humedad del fruto que hace que esté expuesto a la proliferación de hongos. Contar en un radio de kilómetros no muy alejado de plantas de procesado es fundamental, según publica Extremadura21.com.

Apuesta innovadora que aportará valor añadido

Manuel Casado, presidente de Propistaex y miembro del órgano gestor de la cooperativa, destaca que esta apuesta aportará mucho valor a la región, "en la actualidad sólo existen dos procesadoras que son privadas y una se va fuera", sobre el cultivo destacó que tiene un problema "y es que tarda mucho en dar la producción", pero una vez se llega a ella tiene mucha rentabilidad.

Según destaca, las plantaciones de los socios están comenzando a dar su producción, por ello con esta procesadora se dará un nuevo valor añadido a la región que será poder vender la producción al consumidor final sin intermediarios.

"Queremos que esto sea un ejemplo para que el valor añadido del sector agrario se quede aquí", destaca Manuel Casado, porque como productores "no hay que vender a lo que nos digan, podemos transformar y vender el producto al consumidor final".

Ese es el objetivo que persigue esta cooperativa, unir mucha cantidad de kilos de pistachos para comercializarlo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud