Agro

La carne de vacuno planta cara a la moda vegana

Valladolid

Ganaderos, consumidores o nutricionistas defienden en una campaña de la Interprofesional de la carne de vacuno un producto asociado a la calidad, la sostenibilidad y la autenticidad.

PROVACUNO, la Interprofesional de la Carne de Vacuno, estrenará en unos días una ambiciosa campaña para poner en valor y promover el consumo de carne de vacuno en la que, desde ganaderos hasta consumidores, pasando por grandes chefs o nutricionistas defienden las cualidades nutricionales y gastronómicas de un producto que cumple con los más exigentes estándares de sostenibilidad, bienestar animal y seguridad alimentaria.

El sector de la carne de vacuno de nuestro país saca pecho y reivindica los valores culinarios y nutricionales de un producto auténtico íntimamente ligado a una tradición ganadera milenaria que es clave en el mantenimiento del medio rural y la conservación del medio ambiente y cuya aportación ha sido también fundamental para que la gastronomía española esté considerada entre las mejores del mundo.

La caída del consumo preocupa en el sector. Por sexto año consecutivo las ventas han seguido bajando, consolidando una tendencia que comenzó con la crisis pero que la recuperación económica no ha conseguido revertir. Los datos son elocuentes: el consumo anual per cápita bajó hasta los 46,19 kilos de media el año pasado (-2,9 por ciento), y es especialmente bajo en parejas con hijos pequeños -apenas 33 kilos- o jóvenes independizados.

Pero por qué durante los últimos años ha retrocedido el consumo de un producto que tradicionalmente se identificaba y compraba por su sabor, aspecto o terneza. La respuesta es sencilla: cada vez entran más en juego lo que se lee en las redes sociales o se difunde a través de algunos medios sobre si es más o menos recomendable consumir carne teniendo en cuenta su alto impacto ambiental, sostenibilidad o bienestar animal.

Dieta equilibrada

Para el sector, los críticos con el consumo de carne están dando a conocer su opinión generando una campaña de comunicación global en la que solo se escucha su voz, lo que ha llevado a productores y comercializadores a plantearse la necesidad de contar también su visión; de poner en valor la importancia de su trabajo, su esfuerzo, su impacto en la sociedad o su indispensable contribución en el medio rural. O de reivindicar una dieta equilibrada y saludable como la Mediterránea, Patrimonio de la Humanidad, en la que el consumo de proteína de origen animal es imprescindible o de desterrar la idea de que quienes disfrutan con su trabajo en el sector o consumiendo una suculenta pieza de carne de vacuno deben esconderse o sentirse criminalizados o "señalados".

No se trata sólo de hacer oír la opinión del sector, sino también y de forma especial la de cientos de miles de fans de la carne de vacuno. Para ello, la Interprofesional Provacuno ha puesto en marcha una ambiciosa campaña de contenidos en la que desde ganaderos hasta consumidores, pasando por grandes chefs, investigadores medioambientales, veterinarios, amantes de los animales, nutricionistas, presentadores de TV, periodistas o paleontólogos dan sus razones para apostar por el consumo responsable de la carne de vacuno en microespacios en las televisiones, publicaciones en revistas y diarios, entrevistas, comunicación en medios, redes sociales, eventos deportivos, ferias sectoriales e información en el punto de venta, etc.

Además, tanto a través de la web fansdelvacuno.es como a través de Facebook (@Fansdelvacuno) e Instagram (@Fansdelvacuno) se pueden seguir muchas de las acciones de la campaña. "Invitamos a todo el sector y todos los amantes del vacuno a unirse compartiendo nuestras historias" comenta Javier López, director de Provacuno. "Pero no solo queremos hablar de nosotros. También queremos escuchar a los auténticos Fans del Vacuno, oír su voz y argumentos y crear un lugar en el que debatir sobre el futuro, pero, sobre todo, un espacio en el que disfrutar de esta deliciosa carne y en el que dejar que el que hable, sea tu paladar", continúa Javier.

La campaña Deja que hable tu paladar ha querido cargarse de razones apostando por un exhaustivo trabajo de investigación documental nunca antes realizado en España. Durante dos meses, un equipo de documentalistas ha recorrido España de Norte a Sur. Desde Tarifa a Finisterre, han sido más de 9.000 kilómetros, 30 horas de grabaciones, 15 horas de entrevistas en busca de las historias que hay detrás de este sector y que muestran la realidad de las familias que viven por y para él.

En primera persona

Un sector que quiere mostrar en primera persona y a pie de campo que ama lo que hace, que está sensibilizado con el entorno, el bienestar animal, la sostenibilidad y el medio ambiente. Un sector que se renueva continuamente, que garantiza los variados ecosistemas de nuestro país, que da empleo, estabilidad y razones para no abandonar los pueblos y campos. Pero este trabajo documental también trae la voz de expertos y profesionales que defienden que no todo es blanco o negro, que existen los grises y los matices y que el consumo de carne de vacuno no solo es posible, sino recomendable y necesario y pieza clave en el desarrollo de la Humanidad, desde la Prehistoria hasta el mismo siglo XXI. La serie documental Fans del Vacuno cuenta con cinco capítulos y comenzará a emitirse a partir de octubre. "Estamos muy satisfechos por el duro trabajo de estos meses en los que hemos estado planificando y desarrollando todas las herramientas de la campaña. Confiamos que ahora el sector la sienta como suya, reivindicando nuestra carne de vacuno español y convirtiéndose en auténticos fans del vacuno", añade Javier López, director de Provacuno.

Más de 150.000 empleos directos

El pasado año, el vacuno de carne generó en España un valor de 3.363 millones de euros, lo que representa el 6% de la Producción Final Agraria y el 17,5% de la Producción Final Ganadera. Nuestro país, con 6,6 millones de cabezas de ganado, es el quinto productor en Europa, con más de 666.000 toneladas. Durante los últimos años, el sector no ha parado de adaptarse a las exigencias de sostenibilidad, calidad y trazabilidad de los consumidores. En 2017, el 5,5% de la producción total de carne de vacuno (38.487 toneladas) se comercializaron bajo el sello de Indicación Geográfica Protegida (38.487 toneladas) y el 2,6% (16.641 toneladas) fue carne "ecológica".

El reconocimiento a la carne de vacuno española ha saltado fronteras. En la Unión Europea somos el sexto país en cuanto a exportaciones, que el pasado año alcanzaron los 1.000 millones de euros en valor. A nivel mundial ocupamos el puesto número 14. Pero la verdadera dimensión económica del que es segundo sector ganadero más importante de nuestro país adquiere su mayor valor con su contribución a la vertebración social de nuestro país y al mantenimiento del mundo rural. Las más de 100.000 explotaciones ganaderas, 280 mataderos y 140 salas de despiece existentes en nuestro país dan empleo directo a 150.000 familias (15.000 en industria de transformación) y generan otros 140.000 empleos de forma indirecta en actividades auxiliares relacionadas con la producción de piensos, transporte, sanidad animal, veterinarios, maquinaria agrícola, instalaciones ganaderas, etc. Una actividad que en una importantísima proporción se realiza en las zonas rurales, donde el ganado vacuno supone una oportunidad insustituible para el mantenimiento de una población que quiere continuar produciendo alimentos con sello de calidad, sostenibilidad y autenticidad y garantizando la supervivencia de unos pueblos amenazados por la desertización.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0