Empresas Centenarias

Damm, la estrella de las cervezas con más de 140 años

Flota de camiones de reparto de Damm en la antigua fábrica de Roselló.

Las marcas de Damm están presentes en más de 85 países, siendo el anglosajón el principal mercado exterior de la compañía. En la actualidad, posee una amplia red de plantas dedicadas a la producción y envasado de bebidas por toda España.

Los más de 140 años de historia de la cervecera en el mercado español han convertido a la marca en un icono social. August Kuent-zmann Damm (Alsacia) y su primo y maestro Joseph Damm instalaron en Barcelona una fábrica de cerveza. Ambos fundaron la cervecería Gambrinus, en la Rambla de la Ciudad Condal, en un momento en el que la cerveza estaba relegada para los grandes paladares y bolsillos adinerados. Comenzaron a producir la cerveza Strasburger.

En 1888 nace Damm i Companyia SRC, siendo la primera vez que Damm aparece en primer término. Ese año nace también la cerveza Bock, siguiendo las técnicas de elaboración tradicionales de la cerveza negra de Múnich.

Casi 17 años después, la compañía inaugura la fábrica de Rosselló, denominada La Bohemia como tributo a una zona cervecera de Centroeuropa. Se encontraba en el distrito del Ensanche y en 1910 se constituyó la SA por Josep, Carles y María (hijos de Joseph Damm). Tres años antes, la compañía obtiene un reconocimiento internacional en las ferias de Roma, Londres, Amberes, París y Génova.

Esta factoría será la principal de la cervecera hasta 1992, cuando cambian de ubicación y ésta pasa a ser la sede administrativa central. Además, la fábrica de Rosselló fue la primera en utilizar el frío artificial en España para la elaboración de cerveza mediante la aplicación de hielo en su proceso productivo, gracias a una máquina de compresión con éter etílico. Hasta entonces, todas las fábricas enfriaban con hielo natural, y el proceso de fermentación se controlaba con el frío natural de las cuevas subterráneas. Se trata de uno de los primeros ejemplos de la apuesta constante por la innovación a lo largo de la historia de la cervecera.

En 1920, Damm duplica la producción respecto a su primer año de vida, alcanzando 67.000 hectolitros. En 1921, lanzó al mercado su cerveza más conocida, Estrella Dorada, que a día de hoy, bajo la marca Estrella Damm, es una de las cervezas más consumidas en nuestro país.

En 1929, Damm fue la única empresa cervecera española que participó en la Exposición Internacional de Barcelona, un evento que puso a la Ciudad Condal en el centro del interés europeo. Los buenos tiempos y la buena acogida de la cerveza en ese momento hizo que en 1935 alcanzara una producción de 157.160 hectolitros, favoreciendo una importante inversión en maquinaria.

Incremento de las ventas

El aumento de las ventas obligó a la ampliación de las fábricas y se pasó de la utilización de los caballos para transportar la mercancía a transporte a motor, 20 años después.

Tras el inicio de expansión con la creación de filiales en Valencia, Granada, Sevilla, Murcia, Mallorca y Ceuta, la cervecera también hace sus primeras exportaciones a Estados Unidos (1954).

Al año siguiente, la cervecera catalana lanza al mercado la doble malta Voll-Damm, la primera cerveza de graduación en España. En el 60, Damm apuesta por una expansión comercial a nivel nacional, por lo que Estrella Dorada y Voll-Damm dejan de ser marcas regionales, extendiéndose por todo el país. En 1964, se incorpora la fábrica de Santa Coloma de Gramanet. Y en el año 1968 nace la clásica Xibeca.

Con la llegada de los años 70 y la televisión a color, Damm lanza la primera campaña en la pequeña pantalla, una iniciativa que tuvo mucho éxito. Asimismo, en esta década también se incorpora la fábrica de El Prat y se lanza la marca Edel, con motivo del centenario. En los años 80, concretamente, en 1982, Damm es una de las entidades colaboradoras del Mundial de Fútbol celebrado en España. En este momento, se relanzó la Estrella Dorada, con el logo del mundial, la mascota Naranjito estaba en las etiquetas, packs y latas siendo Damm la primera cervecera en incluir una mascota en los envases.

Y en 1989, se lanza la primera cerveza sin alcohol de Damm, llamada Maltz Bier, que, con los años, pasó a ser Damm Bier y en la actualidad es Free Damm.

En 1992, se deja de producir en la planta de Rosselló, en el centro de Barcelona, y pasa a ser la sede central de la compañía. Entonces, la producción se traslada a las remodeladas plantas productivas de Santa Coloma de Gramanet y El Prat.

En 1995, la cervecera firmó un acuerdo con Anheuser-Busch para la producción y comercialización de la famosa Budweiser.

En 1999, inició un proceso de diversificación adquiriendo la marca de agua Veri. Asimismo, creó una empresa logística con Renfe, Alfil Logistics; y lanzó la Damm Lemon.

Clara vinculación con el deporte

Damm ha estado claramente vinculada al deporte. En 1954 fundó el Club de Fútbol Damm, siendo la única empresa privada con un club de fútbol formativo que compitió durante más de 50 años en las máximas divisiones. Tras Naranjito, llegó Cobi en 1992. Damm fue el patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos Barcelona 92. También fundador de la Liga Catalana de Baloncesto, germen de la actual ACB. En 1998, Damm patrocinó el campeonato de la Copa del Rey de Vela, en el que resultó vencedor el velero Estrella Damm.

A lo largo de los últimos años ha colaborado con decenas de entidades deportivas de primer nivel como el FC Barcelona, el RCD Espanyol, o el Valencia CF, entre otros.

Innovación y valor añadido

El nuevo milenio dio comienzo cargado de nuevas propuestas. La innovación y el compromiso de aportar un valor añadido al cliente han hecho que la cervecera se superara cada año a sí misma. En 2001, para conmemorar su 125 aniversario, nació A.K. Damm, la cerveza alsaciana con la receta original y nombre del fundador de la compañía. En 2006, lanzó Daura, la primera cerveza apta para celíacos; y en 2008 creó lnedit, la primera cerveza gastronómica, de la mano de los maestros cerveceros de Damm, Ferran Adrià y el equipo de sommeliers de elBulli. Otros grandes acontencimientos en esta época fueron la consolidación en el mercado de las aguas con la adquisición de Fuente Liviana (2002); y la entrada en el mercado de los zumos con la adquisición de una participación de Granini (2003).

El vínculo de Damm con la cultura también es histórico y continúa siendo estratégico para la compañía actualmente. Estrella Damm es una marca que apoya el mundo del teatro, el cine, el arte, la música y la gastronomía, entre otros. Lo hace a través del patrocinio de festivales y otros acontecimientos culturales, como el Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona.

En 2010, Damm finalizó la ampliación de la factoría de El Prat, que permite duplicar la producción a cinco millones de hectolitros; en 2015 la compañía adquirió el 100 por cien del accionariado del Grupo Rodilla; y en 2016 amplió sus fábricas de Murcia y El Prat en el marco de su plan estratégico industrial 2015-2017, uno de los hitos más importantes con una inversión de 35 millones de euros en la ampliación y racionalización de la capacidad productiva y desarrollo. A finales de 2011, también compró parte de Cacaolat, una marca histórica de batidos, en colaboración con Cobega.

El presente con mirada internacional

En la actualidad, Damm posee una amplia red de plantas dedicadas a la producción y envasado de bebidas por toda España. La ecoeficiencia es uno de los pilares en los que se sustenta su compromiso por la sostenibilidad con el objetivo de crear más bienes y servicios a la vez que se reduce el consumo de recursos naturales y se genera energía renovable.

Desde el inicio del proceso de internacionalización en 2006, Estrella Damm ha apostado por la expansión en varios mercados clave. Actualmente, sus marcas están presentes en más de 85 países, siendo el anglosajón el principal mercado exterior de la compañía. Entre las acciones más relevantes llevadas a cabo en el mercado internacional destacan La Boquería Market, o el Estrella Damm Gastronomy Congress, que ya ha tenido lugar en ciudades como Londres, Miami o Lisboa, y que este año celebrará su sexta edición en Melbourne. En 2016, la cervecera reforzó su internacionalización con el lanzamiento de sus marcas en nuevos mercados, centrándose en la región latinoamericana. Además, la compañía continúa apostando por crecer en nuevos mercados como Rusia o Canadá.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado