Emprendedores-Pymes

Big Data e I+D, las áreas donde es más difícil encontrar profesionales

  • El "compromiso" es la capacidad que más escasea entre los millenials

Con el objetivo de disminuir la brecha entre la formación de los jóvenes y las demandas de las empresas, la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos (AEDRH) creó hace tres años el Observatorio Permanente Anual de Perfiles Profesionales Multisectoriales. Fruto de su labor, se presentó recientemente el Informe sobre Posiciones y Competencias más Demandas 2016, del que también forman parte CEOE, EAE Business School y Human Age Institute.

"Estamos ante un entorno complejo, variable, incierto y antiguo, y este panorama se refleja en la diferencia entre las profesiones demandadas en el presente y en el futuro", señala Pilar Llacer, investigadora principal del estudio.

En este sentido, una de las principales conclusiones del informe hace referencia a la dificultad que presentan las áreas de Big Data e I+D (investigación y desarrollo) para encontrar profesionales competentes, seguidas muy de cerca por el sector informático. "En 2015 la posición más difícil de cubrir era el Senior Key Account Manager -persona que gestiona las cuentas clave en el departamento de ventas-, es decir, una posición clásica del ámbito comercial y de larga trayectoria en España.

Sin embargo, este perfil está hoy en el lugar 40 del listado", explica Llacer, quien añade que "las posiciones de innovación en el año 2015 se situaban en el décimo lugar y este año pasa a un segundo lugar, con lo cual hay una clara apuesta por todos los temas de tecnología, pero también relacionados con la innovación".

La tendencia se mantendrá

En el futuro, la tendencia se mantiene, ya que el experto en Big Data sigue liderando la primera posición, seguido por el comercial en el ámbito digital y el ingeniero informático, "un perfil clásico; si hacemos la retrospectiva desde el año 2014, vemos que está siempre entre las diez profesiones más relevantes", revela Llacer.

Con respecto a las competencias, el informe hace una distinción entre perfiles junior y sénior. Así, en el caso de los profesionales de menor antigüedad, la competencia más escasa entre ellos actualmente es el compromiso, seguido por tener iniciativa y disponer de inteligencia emocional. "Esta generación de joven talento llamado millennials tiene un nivel de compromiso totalmente diferente al de generaciones anteriores, entendido como esa fidelidad que se echa en falta de profesionales que hagan toda su carrera en una misma empresa", reconoce Llacer. Por su parte, en el caso de los perfiles superiores, lo que más se echa de menos en estos trabajadores es saber adaptarse al cambio, flexibilidad y dominar idiomas.

Si se amplía la perspectiva a dentro de unos años, lo cierto es que tener capacidad para enfrentarse a los cambios así como disponer de visión estratégica será lo que más falte entre las competencias de los perfiles junior, sucediendo exactamente igual en los profesionales sénior.

Familias profesionales

Con respecto a la segmentación por sectores laborales, el estudio sitúa al ámbito comercial, tecnológico, ingeniería y marketing como aquellos que aglutinan una mayor dificultad para hallar perfiles adecuados, reuniendo estas familias profesionales el 80% del total de posiciones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud