Emprendedores-Pymes

Los jóvenes no emprenden porque viven muy cómodos: "No tienen hambre"

  • "Estar en casa toda la vida, en San Sebastián, va a ser imposible"
Pello Guibelalde, presidente de Asegi. Imagen de EFE

Los jóvenes de ahora "no tienen hambre" y "viven una vida muy cómoda", lo que provoca que hayan perdido su espíritu emprendedor, según el presidente de la asociación de empresarios de Gipuzkoa (Adegi), Pello Guibelalde. Además, lamentó que el territorio no tenga "el espíritu de emprendedores" que tenía hace 20 o 30 años.

Durante la presentación de los últimos datos de evolución de la economía de la región, Guibelalde ha asegurado que el territorio tiene actualmente "muy pocas vocaciones empresariales" y se ha situado "a la cola de las comunidades autónomas" en emprendimiento, cuando ésta siempre ha sido una de las señas de identidad de la economía guipuzcoana.

Asimismo, ha destacado que la renta per cápita de Gipuzkoa es la más alta de España, con unos 33.000 euros al año, lo que se traduce en que los jóvenes "viven una vida muy cómoda, en unas familias en las cuales les damos de todo, y no tienen hambre".

"El problema lo tenemos en casa"

"Sinceramente, el primer problema lo tenemos en nuestras casas, no echemos la culpa a los demás, nuestros hijos viven demasiado bien, no tienen hambre, no tienen sed de hacer grandes esfuerzos, tienen garantizado el futuro", ha sostenido Guibelalde.

También ha achacado el problema a un sistema educativo que "no liga demasiado con las necesidades del mercado laboral,

Vocaciones emprendedoras

La tesis de Guibelalde la ha apuntalado el secretario general de Adegi, José Miguel Ayerza, quien ha aludido a un estudio que revela que la evolución de las vocaciones emprendedoras ha sido negativa desde el año 2010.

"Es un tema que como sociedad nos debería preocupar, es imprescindible que haya empresas y necesitamos nuevas vocaciones empresariales, tenemos un reto como sociedad", ha abundado Ayerza.

El secretario general de Adegi ha indicado también que los jóvenes se resisten a trasladarse al extranjero para trabajar, por los mismos motivos que había apuntado Guibelalde.

"Es una sociedad acomodaticia, la culpa no es de los jóvenes, hemos logrado esas cotas de bienestar y las deberíamos de seguir manteniendo", ha dicho Ayerza, quien ha añadido que se trata de "la otra cara de la moneda de las sociedades desarrolladas, ricas, que se pierde ese hambre por mejorar".

Guibelalde también se ha referido a esa resistencia de los jóvenes a trasladare a vivir a países como China o la India donde las empresas guipuzcoanas cuentan con plantas productivas y ha augurado cambios en la forma de entender el mercado laboral en el futuro.

El empleo está en el mundo

"El mercado está en el mundo y nuestro empleo va a estar en el mundo y para toda la vida, va a ser así. Estar en Alemania no es estar fuera de casa, es estar en Europa, Se coge un avión y en hora y media estás aquí", ha indicado el presidente de la patronal, quien ha añadido que hay que entender que "estos jóvenes van a estar en Alemania, Francia o Inglaterra toda la vida".

Ha señalado que ahora en Europa "en dos tres horas de avión estás en casa", por lo que se puede pasar "el fin de semana en casa".

"Estar en casa, en Donostia en Gipuzkoa, toda la vida, con los 'aitatxos', casarte, tener un piso en San Sebastián o alrededores, esto va a ser imposible y no nos lo creemos, pero va a ser imposible", ha reflexionado Guibelalde.

Ha lamentado que cuando se plantea a un trabajador joven que tiene que desplazarse 10 años a la India muchos no quieren ir, tras lo que ha comentado que a veces "es una suerte" -para las empresas- cuando "chicos jóvenes solteros que van a esos países y se casan allí".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud