Empleo

Bruselas pide reforzar la protección y remuneración de los becarios para que no sean utilizados para cubrir puestos

  • Los alumnos podrán denunciar las malas condiciones de trabajo
  • Esta propuesta de la Comisión se produce cuatro meses antes de las elecciones europeas
Comisión Europea. Archivos.

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles nuevas reglas para reforzar los derechos del becario en la Unión Europea, incluida la garantía de una remuneración y protección social justas, para evitar que esta figura sea utilizada para suplir de manera encubierta puestos de trabajo regulares. Para asegurar estas medidas, los Estados miembros tendrán la obligación de proporcionar canales de comunicación que permitan a los alumnos denunciar malas prácticas y malas condiciones de trabajo.

En relación con estas reglas, Nicolas Schmit, comisario de Empleo y Asuntos Sociales, ha señalado que las becas deben constituir un primer contacto de calidad con el mundo laboral. "Las becas pueden ser una forma excelente para que los jóvenes adquieran una primera experiencia profesional, se doten de nuevas competencias y creen su red, pero deben ser becas de calidad, cuyo objetivo sea claramente el aprendizaje y estén remunerados", ha indicado Schmit.

El comisario luxemburgués, candidato del Partido Socialista Europeo para las elecciones europeas del próximo mes de junio, también ha querido dejar claro que deben tomarse medidas para que las prácticas sean "accesibles e inclusivas" y evitar así que queden al alcance únicamente de "unos privilegiados", al tiempo que ha destacado medidas propuestas por Bruselas como que los becarios cuenten con un "tutor" y reciba asesoramiento para entrar en el mercado laboral.

Asimismo, Bruselas quiere afianzar el principio de no discriminación que garantice que los becarios reciben el mismo trato en cuanto a condiciones de trabajo y remuneración que los empleados regulares, salvo que "esté justificado por razones objetivas", por ejemplo, por que desempeñe tareas diferentes o asuma menos responsabilidad o carga de trabajo. También se deberán de establecer controles e inspecciones para evitar que las prácticas se utilicen de manera encubierta para cubrir puestos ordinarios en la empresa, para lo que se supervisará que las prácticas están limitadas en el tiempo y se vigilarán las condiciones.

Por otro lado, y además de la nueva directiva propuesta por el Ejecutivo comunitario, que deberá aún ser negociada entre el Parlamento Europeo y los Veintisiete para ser ley, los servicios comunitarios piden revisar las recomendaciones de 2014 que establecieron un primer marco común para asegurar prácticas de calidad en la UE. En este sentido, la Comisión señala que la reforma de este marco es necesaria para dar más garantías de una remuneración justa y de que se asegura el acceso a la protección social de los jóvenes en prácticas.

Por su parte, Valdis Dombrovskis, conservador y vicepresidente económico de la Comisión Europea, ha indicado que el objetivo es generar "más posibilidades de becas a todos los niveles y que se propongan prácticas remuneradas accesibles para todos los jóvenes, sea cual sea su nivel socio económico".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud