Empleo

Esta es la ventaja laboral favorita incluso por encima de la semana de 4 días

  • Mientras los experimentos de la semana laboral de 4 días continúan, el resumen de muchas peticiones de los trabajadores es simplemente mayor flexibilidad

Reino Unido ha hecho públicos estos días los resultados preliminares de la prueba piloto con la semana laboral de 4 días que están llevando un total de 70 empresas. Las conclusiones preliminares son muy positivas, en un experimento que se suma a lo que ya se han hecho en Bélgica, Islandia y también España.

Sin embargo, pese a lo que más se habla de la semana laboral de cuatro días, lo cierto es que parece que puede no ser la ventaja laboral favorita de todo el mundo.

Una encuesta de la consultora Qualtrics reveló que a un 92% de los trabajadores les gusta la idea de trabajar cuatro días de 10 horas a la semana, en lugar de cinco días a la semana de ocho horas. Uno de cada tres (37%) dijo que elegiría una semana laboral más corta aunque eso significara un recorte salarial, y el 82% dijo que sería más productivo con un horario condensado.

Sin embargo, cuando se volvió a preguntar a los empleados para que eligieran entre una semana de cuatro días o tener más control sobre cuándo trabajar, la segunda opción fue ligeramente más popular: El 50% de los trabajadores dijo que prefería tener la libertad de fijar su propio horario, frente al 47% que dijo que prefería la semana de cuatro días.

Flexibilidad como mayor petición laboral

Y es que uno de los problemas que se detectan es que la definición de "semana de cuatro días" varía según las organizaciones que experimentan con ella. A veces los empleados tienen un día libre más y ganan el mismo sueldo, sin ampliar su horario en los días que trabajan. En otros casos, los trabajadores pueden elegir qué día se toman libre; en otros, toda la empresa puede cerrar el mismo día para mantener el flujo de trabajo organizado.

Por ahora, los estudios que se han hecho indican que trabajar cuatro días a la semana está correlacionado con menores índices de agotamiento.

También se ha comprobado que la semana de cuatro días favorece la igualdad de género. Un día extra de descanso puede ser beneficioso para las mujeres, debido a que de forma desproporcionada siguen siendo las que más carga de cuidados tienen en casa, algo que afecta a su progresión interna en el trabajo. Con todos los trabajadores, de ambos sexos, trabajando menos, esta diferencia parece tender a la baja.

Los trabajadores también son más conscientes del tiempo y la energía que dedican al trabajo en detrimento de otras relaciones e intereses. La encuesta de Qualtrics sugiere que las empresas harían bien en reconocerlo: El 81% de los encuestados afirma que una semana de cuatro días les haría más fieles a su empresa.

Eso sí, la gran duda desde el otro lado es la productividad y, sobre todo, cómo se puede aplicar sin elevar costes en trabajos que son presenciales o requieren tener apertura al público más de 4 días.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments