Editoriales

Daño ilegítimo a las inversiones en Cuba

Imagen: Dreamstime.

Por primera vez en 20 años, EEUU activa el artículo III de la Ley Helms-Burton. Entra en vigor así una controvertida norma que permite llevar a los tribunales a cualquier empresa que puedan vincularse, aunque sea lejanamente, con activos expropiados en Cuba por el castrismo desde los años 60.

Los excesos que su aplicación supone hicieron que todos los presidentes, desde Clinton, la suspendieran. Ahora Trump quebranta esa práctica y crea una inseguridad jurídica sin precedentes que afecta, entre otras empresas, a las veinte cadenas hoteleras españolas que operan en la isla. El presidente de EEUU provoca así un daño ilegítimo no solo en las relaciones con sus aliados, sino especialmente en las normas que rigen el comercio y la inversión internacionales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.