Editoriales

Competencia justa entre 'telecos'

Google inicia los procedimientos para registrar en Europa la marca de su servicio de telecomunicaciones, Google Fi. El trámite no es excesivamente complicado, así que resulta previsible que en tan solo dos meses la empresa cuente con los requisitos para que el registro se lleve a cabo. Con todo, sería exagerado afirmar que la multinacional se halla ya preparada para operar como una teleco en el seno de la UE.

Todavía carece de lo más importante: no tiene ni redes propias de telefonía ni acuerdos con ningún operador que le permita hacer uso de las suyas. Sin embargo, no debe minusvalorarse el paso que Google da en el Viejo Continente. Basta con considerar el precedente que existe en EEUU, un país en el que Google Fi ya es un operador móvil virtual de pleno derecho, que permite todo tipo de conexiones, sin limitarse a los entornos Wi-Fi.

Lo consiguió gracias a sus acuerdos con operadoras como T-Mobile o Sprint. Por tanto, todo apunta a que es solo cuestión de tiempo que Google encuentre socios europeos para desarrollar sus nuevos servicios. En consecuencia, las telecos tradicionales deben asumir que se enfrentan al desembarco de nuevos rivales, de gran envergadura.

Con todo, para que esta evolución redunde en beneficio del usuario las autoridades europeas no deben repetir los errores que se produjeron en el sector financiero. En este ámbito, las tecnológicas se benefician de ventajas frente a los bancos, gracias a que estos últimos están obligados a facilitarles datos de sus clientes sin recibir ninguna contrapartida. En toda actividad, pero aún más en un sector tan competitivo como las telecomunicaciones, las reglas de juego deben ser las mismas para todos los contendientes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0