Editoriales

Una UGT austera: el camino adecuado

El secretario general de UGT, José María Álvarez.

El secretario general de UGT, José María Álvarez, se compromete, en elEconomista, con acciones que pueden salvar el sindicato. Su opinión respecto a la reforma laboral, pese a ser extrema (quiere hacer tabula rasa a partir de 2010), resulta previsible en un líder elegido por escaso margen. Es de esperar que se atempere, por lo que merece considerarse más su postura relativa a las cuentas de la organización.

Una gestión irresponsable de las mismas propició una imagen suntuaria de UGT que le restó credibilidad, mientras en Andalucía desembocó en pura malversación. Álvarez ya llega mucho más lejos que Cándido Méndez al asumir esos hechos y pedir perdón. Ahora debe estar a la altura de sus promesas de austeridad y transparencia para abrir una nueva época.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin