Editoriales

El esperado final de las claúsulas suelo

No podía ser de otra manera. Bankia y Popular (ya sólo falta Sabadell) han seguido los pasos de otras entidades como BBVA, Novagalicia y Cajamar y han decidido terminar con las cláusulas suelo en las nuevas hipotecas. Además, se comprometen a revisar una a una las que están suscritas. Esta medida supondría para el cliente dejar de pagar lo que el Tribunal Supremo calificó hace un año de abuso. Según su sentencia, las entidades ofrecieron una información enmascarada y camuflaron la cláusula suelo en la letra pequeña. Los bancos han hecho bien en retirar una práctica abusiva. Lo contrario sería dañar aún más su ya maltrecha imagen y perder la confianza del cliente justo en el momento en el que necesitan recuperar su negocio tradicional que es dar crédito.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin