Editoriales

El precio de la luz y del 'enchufe'

  • El único recurso del Gobierno ante los máximos de la electricidad pasa por culpar al PP
La tarifa de la luz sigue encadenando máximos en España

La verdadera razón del alza de los precios de la electricidad es el enchufe. El Gobierno ha enchufado a tantos ignorantes, a tantos ineptos (e ineptas) que están tomando mucha energía del enchufe para mantenerse en la nómina. Las asesoras/niñeras, los jefes de gabinete que no saben qué es un ministerio, los ministros que no saben la diferencia entre consumismo y comunismo, necesitan tal cantidad de electricidad para mantener el enchufe que la factura ha subido hasta las nubes.

La ministra de Hacienda, que habla como Cantinflas, ya ha dado la explicación del alza de los precios de la luz. Ha sido por culpa de Rajoy. Y antes que él, la culpa verdaderamente original fue de Aznar. Esos dos presidentes son los responsables del precio actual de la electricidad. El Gobierno Sánchez no. El Gobierno Sánchez es rehén de Aznar y de Rajoy, que dejaron activada una bomba de espoleta retardada para que explotara en mitad de 2021, cuando gobierna la adorable coalición PSOE-Podemos, que no quieren dejar a nadie atrás. Por eso el precio de la luz lo dejan subiendo, subiendo…. Para que atrás estemos todos.

Ni la política energética, (resulta que en el siglo XXI, en Europa, hay una política energética de izquierdas y otra de derechas: naturalmente, una limpia y otra sucia) ni el Ministerio de Transición Ecológica, ni la moratoria nuclear, ni siquiera la composición misteriosa del recibo de la luz tienen que ver en la pobreza energética que se está produciendo. Ni los sindicatos, ni la prensa del régimen, ni los intelectuales de pro que tanto miman a las clases trabajadoras tienen nada que decir sobre este asunto que deja a las familias sin poder pagar la energía. Lo dijeron en su momento, cuando en 2017 el recibo de la luz subió momentáneamente un 4%. Lo dijeron con manifestaciones, discursos, amenazas, afirmaciones categóricas, indignaciones impostadas, mentiras. Ahora que sube un 35% y seguirá al alza, nada hay que comentar.

Pero en el fondo, en una sociedad progresista como la nuestra, donde la matemáticas tiene perspectiva de género, donde el ajedrez está bajo sospecha porque se enfrentan las blancas contra las negras, donde el billar se somete a revisión porque no hay muchas mujeres que practiquen ese juego, pagar una millonada por unos cuantos kilovatios no está tan mal.

Al final es un ejercicio solidario. Todo cuanto ocurre bajo el Gobierno de Sánchez es bueno y es solidario. Porque resulta que el recibo de la luz no es solo el coste de la electricidad, sino que dentro de él se esconden impuestos y cargas y contribuciones. Por cada 100 euros de su factura, 58 son impuestos. No me diga usted que no es enternecedor que a través del recibo de la luz se proceda a la redistribución de la renta para la promoción de los más desfavorecidos. Este Gobierno está en todo. Por eso paga usted esas cantidades. Porque al pagar la electricidad no paga su consumo, sino sobre todo un impuesto que, claramente, favorece al Estado. Cuanto más alto es el precio de la luz, más dinero ingresa Hacienda. Más dinero tiene Montero, esa réplica de Cantinflas que dirige la Hacienda del Estado. Así que no todo está perdido. Puede usted estar tranquilo. Pagará usted lo que no tiene por una energía que se ha convertido en artículo de lujo bajo un Gobierno de izquierdas que solo trabaja en favor de la transición ecológica, de la ecología transitiva, del tránsito ecoenergético y de la ecología delicuescente, siendo x el eje de abscisas. Y otras cosas que encarecen más la factura.

En Europa hay subidas también. Pero tienen amortiguadores. Tienen mecanismos de control. En España, sin embargo, se asiste a un espectáculo de ascenso de tarifas como no hay igual en la Unión Europea. La razón, ya la saben: es culpa de Rajoy. Y de Aznar. De esos dos, dice la ministra más parecida a Cantinflas. Ni siquiera Zapatero tuvo algo que ver, aunque gobernara entre ambos. No, él no. Zapatero fue un paréntesis. La bomba eléctrica es de Aznar y de Rajoy.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud