Editoriales

Una grave traba para el comercio digital

Foto: Archivo

La normativa europea PSD2 sobre seguridad en compras por internet supone un claro refuerzo de la protección, al exigir dos códigos para validar operaciones. Sin embargo, aunque la norma es conocida desde 2016, su implantación está siendo precipitada.

La inadaptación de bancos, comercios y, sobre todo, usuarios se evidencia en el hecho de que el 20% de las transacciones digitales de este tipo se han visto frustradas en Europa, por no saber manejar el nuevo protocolo.

El problema amenaza con ser especialmente grave en España, el país más retrasado en su adaptación a la PSD2. Por ello, urge replantear la puesta en marcha de la directiva para evitar que el comercio online, cuya importancia se multiplicó por el covid, sufra un serio daño.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin