Economía

Nuevo 'tirón de orejas' de la AIRef al Gobierno: las exigencias para tener una beca universitaria son muy altas y no se actualizan desde hace nueve años

  • La AIReF reclama que Educación aumente esta partida un 12%
  • Apuesta por incrementar el número de las ayudas Ramón y Cajal
Madrid

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIRef) ha publicado el tercer y el cuarto informe correspondientes al Spending Review que le encargara el Gobierno de Mariano Rajoy. Uno de ellos corresponde a las becas universitarias estatales y cómo se pueden hacer más eficientes para mejorar la igualdad de oportunidades en España y en el que el ente, al contrario de lo que viene haciendo en análisis como el que hizo del gasto farmacéutico, advierte de que es necesario aumentar esta partida, al menos, un 12% y revisar los umbrales de renta por los que se conceden: no se actualizan desde hace casi nueve años y serían demasiado elevados.

"No han cambiado los umbrales desde el curso 2010-2011 y la situación económica de España sí que ha cambiado", advierten desde el ente, donde indican que la crisis económica de aquellos años genera que se tengan que revisar, todo indica que a la baja dada la caída del poder adquisitivo de las familias desde entonces. Además, hay escalones entre umbral y umbral son "ilógicos y muy elevados" y condicionan la cuantía de las becas. "Con un euro ya se da el salto, y suele ser de unos 1.500 euros arriba o abajo".

Requisitos cuestionables

Además, consideran que la aplicación actual de los "requisitos económicos es cuestionable", particularmente en dos casos: los rendimientos patrimoniales – a pesar de que se trate de viviendas rústicas, por ejemplo, se tienen en cuenta a la hora de valorar la situación financiera de un aspirante- y el volumen de negocio, si la familia del solicitante lo tiene, que puede impedir la concesión de una beca a pesar de tener pérdidas puesto que solo se tienen en cuenta la facturación en bruto. "Hay que replantearse eliminar estos requisitos porque distorsionan la entrega de las becas", precisan fuentes de la Autoridad, que indican que hay que "reconsiderar los criterios económicos utilizados en la concesión".

Asimismo, llaman a aumentar la cuantía de las becas para aquellos estudiantes universitarios que tienen que cambiar de residencia, de manera que estas ayudas suban un 55%, de los 1.500 a los 2.700 euros. Esta medida supondrá incrementar lo que ya destina el Ministerio de Educación a becas universitarias, que en 2016 se quedó en 816 millones, en 98 millones, un 12% más.

Por otro lado, el informe también hace hincapié en que se centralice la información que se da a los estudiantes sobre becas, con un portal web único con información de todas las becas universitarias, y en que se adelante la convocatoria de las becas, publicándola en enero y garantizando que esté resuelta antes de que empiece el curso y de que los fondos estén disponibles.

Importancia de las becas

Lo cierto es la importancia de las becas y su dotación no se ponen en duda desde la AIReF. De hecho, según los datos de la encuesta, el 31% de los estudiantes declara que no hubiera podido estudiar en la Universidad sin ella y, de los estudiantes activos becados, un 22% declara que no podría continuar en la Universidad sin ayudas financieras públicas.

Cabe recordar que en España un 34% del total de los estudiantes universitarios solicita una beca al Ministerio de Educación y que se le concede a dos de cada tres solicitantes.

Formación en Investigación

Aunque la AIReF no es excesivamente crítica en becas, sí carga las tintas en el ámbito de las ayudas a la formación en investigación e I+D+i. Particularmente, considera que las primeras conducen, a corto plazo, a "peores resultados en aspectos de la vida laboral y es nula en producción científica, pero positivo sobre terminar el doctorado". De hecho, en este caso, apuestan por revisar los criterios de concesión, puesto que son demasiado "discrecionales" y pueden caer en la subjetividad.

En cambio, las ayudas Ramón y Cajal para la incorporación profesional tendrían un "impacto positivo tanto en vida laboral como en producción científica", uno de los grandes deberes de España, que está muy por debajo de la Unión Europea en materia de patentes. Por ello, el ente propone reforzar estas becas, puesto que su número "es insuficiente. Solo cubre el 20% de los potenciales investigadores". El porcentaje baja en el post doctorado, es decir, cuando ya se es doctor e investigador al 5%. 

Por ello, apuesta por "la revisión global de la cobertura y la generosidad de las ayudas" en términos generales, pero sobre todo en el caso de las Ramón y Cajal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Paco
A Favor
En Contra

Al revés, los requisitos a las becas deberían endurecerse y mucho. Me parece bien lo de anular los requisitos de patrimonio (un patrimonio puede darte pérdidas por muy elevado que sea) y facturación (puedes facturar miles de millones y perder) y que se mire exclusivamente la renta. Pero lo que hay que incrementar y mucho son los requerimientos académicos. Si te patrocinan los estudios los españoles nada de exigir un cinquillo. Todas las asignaturas aprobadas y con notable. Los españoles no estamos para patrocinar botelloneros.

Puntuación 6
#1