Economía

Así son las cuentas de pago básicas gratuitas para personas vulnerables: ¿cuáles son sus características? ¿qué requisitos hay que cumplir?

Las entidades financieras que operan en España ya deben incorporar desde el 23 de abril la versión gratuita de las cuentas de pago básicas en sus catálogos. Se trata de un nuevo producto pensado para dar acceso a la operativa bancaria a quienes no pueden contratar una cuenta corriente tradicional debido a su bajo nivel de ingresos.

Sin embargo en el mercado ya existían productos de este tipo, que además de ser gratuitos, ya no imponían limitaciones a ninguno de sus servicios, como sí ocurre con las cuentas de pago básicas, según refleja un análisis realizado por Kelisto.

¿De dónde salen estas cuentas básicas?

Tienen su origen en una directiva del Parlamento Europeo aprobada en 2014, que en España entró en vigor de forma efectiva el pasado 25 de marzo. El objetivo inicial de esta norma era garantizar que cualquier ciudadano europeo pudiera acceder a una cuenta con servicios básicos en cualquier Estado comunitario, para evitar así problemas de exclusión financiera, bien por su nivel de ingresos, o bien por cuestiones de movilidad (por ejemplo, porque no tuviera domicilio fijo en un país).

"Para poder contratar una cuenta de pago básica solo es necesario no tener abierta ninguna otra cuenta en nuestro país y ser residente en la Unión Europea (UE), aunque los bancos deberán ofrecérselas obligatoriamente a tres tipos de perfiles: los residentes de la UE (aunque no tengan domicilio fijo), las personas solicitantes de asilo y las personas sin permiso de residencia que no puedan ser expulsadas del país por algún motivo. A estos tres perfiles, las entidades no podrán cobrarles más de 3 euros al mes por disponer de una de estas cuentas de pago básicas y de un paquete de servicios mínimos que incluyen a su apertura, uso y cierre, la retirada de dinero en oficinas y cajeros, pagos con tarjetas de débito y prepago, y hasta 120 domiciliaciones y/o transferencias al mes", como explica la redactora jefe de Kelisto.es, Estefanía González.

Cuentas de pago básicas gratuitas para colectivos vulnerables

"Además de ofrecerse a tres perfiles de clientes muy específicos, las cuentas de pago básicas están disponibles, de forma totalmente gratuita, para quienes no puedan abrir una cuenta corriente en ningún banco debido a su nivel de ingresos. Esta situación es realmente excepcional, ya que existen varias entidades que permiten abrir una cuenta sin exigir ningún tipo de requisito al cliente. A ojos de la normativa, este tipo de clientes serán aquellos que cumplan con ciertos requisitos basados en dos indicadores de riqueza: el IPREM (Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples) y el patrimonio distinto a la vivienda habitual", detalla González.

Según el Real Decreto que desarrolla la versión gratuita de las cuentas de pago básicas, los hogares en "situación de especial vulnerabilidad" con acceso a este nuevo producto serán aquellos que, en primer lugar, tengan unos ingresos brutos que no superen estos límites:

* En los hogares de una sola persona, dos veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples): es decir, 12.908,06 euros al año.

* En los hogares de entre dos y cuatro personas, dos veces y media el IPREM: es decir, 16.135,08 euros al año.

* En los hogares de cuatro o más personas, con familia numerosa o que tengan a su cargo una persona con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, tres veces el IPREM: es decir, 19.362,09 euros al año.

En segundo lugar, los miembros de estos hogares deberán acreditar que, más allá de su vivienda habitual, no disponen de otros inmuebles ni son titulares de sociedades mercantiles.

Cuentas de pago básicas: ¿son realmente interesantes?

Al escuchar el término 'cuentas de pago básicas' es posible que muchos consumidores piensen que se trata de una cuenta corriente diseñada para aquellas personas que hacen un uso muy sencillo de los servicios que ofrece un banco: por ejemplo, para quienes solo tienen algo de dinero en su cuenta, domicilian algún recibo o hacen pagos de vez en cuando con tarjeta. Sin embargo, es importante no confundir ambos conceptos.

"Quienes necesiten una cuenta para hacer unas operaciones simples, pero no quieran o no puedan cumplir con requisitos como domiciliar una nómina o recibos, y no quieran pagar comisiones, ya disponen de opciones en el mercado. Para abrirlas, solo necesitarán tener su DNI (o NIE) en vigor y ser residentes en España. Además, con estas cuentas no tendrán un número limitado de operaciones gratis y podrán disfrutar, como mínimo, de una tarjeta de débito gratis, cosa que no sucede con las cuentas de pago básicas", explica González.

El único pero de estas cuentas corrientes sin comisiones y sin vinculación es que no son muy abundantes y que la mayoría requieren que operes por Internet para no cobrar comisiones: por tanto, el cliente necesitará, como mínimo, un ordenador o un móvil con conexión a la Red para poder acceder a este tipo de ofertas.

Quienes ni siquiera cumplan con los escasos requisitos de estas cuentas corrientes -o no tengan acceso a Internet- podrían optar por una cuenta de pago básica, aunque para no pagar comisiones por este tipo de productos, deberían justificar que ingresan menos de lo que marca la ley aportando, en primer lugar, el libro de familia y, en segundo lugar, algún documento que acredite su nivel de ingresos, como un certificado de rentas o las tres últimas nóminas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

SOnia
A Favor
En Contra

Ya hay cuentas que no cobran comisiones a pesar de que no estés en exclusión social, por ejemplo en https://opiniones-sobre.com/bancos-sin-comisiones/ tienes un listado de 8 cuentas que no cobran comisiones y algunas incluso no piden nada a cambio.

Puntuación 3
#1
JPASO
A Favor
En Contra

PERO SI NO TIENEN UN PVTO DURO...

¿PARA QUÉ CONIO TIENEN QUE TENER UNA LIBRETA?

¿PARA QUE LES INGRESEN LA PAGA DE LOS QUE NO HAN COTIZADO EN SU PUNIETERA VIDA?

Puntuación 2
#2