Economía

La ralentización impide a Valencia converger en PIB

  • La región necesita más inversión para impulsar productividad y competitividad

Uno de los grandes retos de la Comunitat Valenciana es recortar la brecha que la separa del PIB per cápita medio de España, que se ha ampliado en 1,8 puntos desde 2008, por el mayor impacto de la crisis económica. En concreto, esta región tuvo que esperar a 2018 para recuperar el PIB por habitante del que disfrutaba en 2008 -un año más tarde que el conjunto nacional-, pero se sitúa un 11,6% por debajo de la media.

Sin embargo, "las perspectivas para 2019 y 2020 son de desacelaración en el ritmo de crecimiento, lo que puede afectar a este proceso de convergencia del PIB per cápita de la Comunitat Valenciana con la media nacional", advierte el sexto informe Foco AVE, que está centrado en la Resiliencia de las regiones españolas, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) para la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) -que agrupa a los grandes líderes empresariales de la región, como Vicente Boluda y Juan Roig.

"Para cerrar la brecha que nos separa, es necesario aumentar la competitividad de nuestra economía, incrementando la productividad del trabajo, que es en 2018 un 4,6% inferior a la media nacional, idéntico porcentaje que en 2008", trabajando en "variables determinantes, como el esfuerzo en I+D+i, capital humano, infraestructuras, internacionalización de las empresas, etcétera", apunta el informe.

En esta línea, el estudio destaca el papel que tiene el respaldo de las administraciones públicas, "incentivando la inversión en las variables que afectan a la productividad. Este apoyo solo será posible si se corrige el problema de infrafinanciación que sigue padeciendo la Comunitat Valenciana", indica.

Recuperación desigual

En 2013, el PIB per cápita llegó a ser un 10 por inferior al de 2008, por lo que la recuperación ha sido importante desde entonces. Pero tanto la intensidad de la crisis como de la posterior recuperación es muy desigual entre las comunidades autónomas. En concreto, Asturias y la Comunitat Valenciana fueron las regiones más afectadas durante el periodo de ajuste, con una caída del PIB real del 13% entre los años 2008 y 2013. En el extremo opuesto se sitúa la Comunidad de Madrid, con una reducción de solo el 5%.

Algunas regiones recuperaron en 2016 el PIB per cápita de 2008 -Castilla y León, Madrid y País Vasco-; otras lo lograron en 2017 -Aragón, Cataluña, Galicia y Murcia-, y Asturias, Castilla-La Mancha, la Comunitat Valenciana y Navarra lo hicieron en 2018. Canarias, Baleares, Andalucía, La Rioja y Cantabria aún no han alcanzado el nivel previo a la crisis.

La valenciana es "la sexta comunidad con menor PIB per cápita, por delante de Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, Canarias y Murcia".

En términos de empleo, el impacto neto de los años de recesión ha sido aún mayor. El número de ocupados en 2018 es todavía un 10,1% inferior al de 2008, mientras que en España la diferencia se mantiene también en negativo, con un 6,5% menos.

El número de ocupados en 2018 es aún un 10,1% inferior al de 2008 en esta región

"De 2008 a 2013, el empleo cayó un 16,2%, lo que implica una destrucción de 3,5 millones de puestos de trabajo. Aunque entre los ejercicios 2013 y 2018 se crearon 2,1 millones de empleos, el balance neto desde 2008 es una pérdida de casi 1,4 millones de puestos de trabajo", subraya el documento.

Ninguna de las autonomías ha sido capaz de recuperar el empleo previo al estallido de la crisis. La Comunitat Valenciana es la quinta del ranking con mayor pérdida desde 2008, con 219.000 puestos de trabajo menos.

Mejoras en productividad

La intensa destrucción de empleo que ha tenido lugar desde 2008 explica, en gran parte, la dinámica que ha seguido la productividad del trabajo, que ha crecido un 11,5% de 2008 a 2018 en España.

En todas las comunidades autónomas, sin excepción, ha aumentado, con un rango de variación de un mínimo del 4,1%, en La Rioja a uno máximo del 14,9%, en Galicia.

"La ganancia en la Comunitat Valenciana es similar a la media nacional, ya que la productividad de 2018 es un 11,6% superior a la de 2008.

Sin embargo, la productividad por ocupado en la región sigue en la actualidad un 4,6% por debajo de la media de España, idéntico porcentaje al de 2008. De esta forma, se aleja de las regiones más productivas, el País Vasco, Madrid y Navarra", advierte el informe.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

mari
A Favor
En Contra

No brick, no party. Lo que deben hacer es reconvertir el modelo productivo hacia una economía que genere más valor añadido y de manera más diversificada.

Puntuación 3
#1
incierto
A Favor
En Contra

FUERA ARRIBISTAS, FUERA INEPTOS, FUERA MENTIROSOS,

FUERA DEMAGOGOS........

VIVA ¡¡¡¡¡ ESPAÑA !!!!!

Puntuación 6
#2
plenilunio
A Favor
En Contra

Su Gobierno regional también debe dejar de tontear con el catalanismo,

que ya ha demostrado ser un veneno muy peligroso para la economía.

No se puede morder la mano que te da de comer.

Puntuación 2
#3
Ferdinan
A Favor
En Contra

En Valencia varios grupos empresariales a nivel internacional, han intentado invertir miles de millones durante los últimos tres años , y siempre se han encontrado con la negativa de la extrema izquierda, que es quien gobierna desde hace tres años.

Puntuación 2
#4
Lo que hay que ver
A Favor
En Contra

Menos demagogia y oportunismo de los que gobiernan en esta comunidad antes valenciana y ahora semi-catalana y mas eficacia y eficiencia. Con esta gente que nos malgobierna, PSPV, Compromis y Podemos o como se llame no vamos a ningun lado. Hay que cambiar el gobierno en Mayo si o si y echar a estos sin darles si quiera las gracias

Puntuación 2
#5