Economía

Las empresas en concurso de acreedores bajan un 3,1% en 2018, pero suben las familias que se declaran en quiebra

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 5.635 en 2018, lo que supone un descenso del 2,1% respecto a 2017, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este jueves.

Este descenso anual fue consecuencia del retroceso en un 3,1% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.131, ya que las familias que se declararon en quiebra se incrementaron un 0,8% en el conjunto de 2018, encadenando su tercer ascenso anual consecutivo tras el de 2017 (+56,1%) y 2016 (+47,3%), aunque mucho más moderado. En total, 1.504 familias entraron en concurso el año pasado.

Dentro del segmento empresarial, en 2018 descendieron los concursos presentados por sociedades anónimas (-13,6%) y limitadas (-2,7%), pero por tercer año consecutivo se incrementaron los procedimientos concursales en las personas físicas con actividad empresarial, un 18,9%, hasta totalizar 333 concursos.

Sumando familias y empresas, el número total de deudores concursados alcanzó la cifra de 5.635 en 2018, un 2,1% menos que en 2017. De esta forma, se vuelve así a tasas negativas después de que los deudores concursados crecieran un 9,5% en 2017.

Por tipo de concurso, en 2018 se registraron 5.287 concursos voluntarios, un 1,5% menos que en 2017, y 348 necesarios, un 9,1% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios disminuyeron un 14,4% y los abreviados, un 0,3%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

navegante las herencias deben de ser para los herederos y no para el gobierno de turno
A Favor
En Contra

Pues algo no se debe de estar haciendo bien para que esto ucurra, cómo el que una firma de pago de pagares si se devuelve no esté penado con cárcel, cualquier país de nuestro entorno penaliza los impagos con cárcel, aquí es todo lo contrario, no pagas y te llevas a la señora de vacaciones no pasa nada sí no pagas, no pasa nada sí ocupas la propiedad de otro, no pasa nada si enganchas la luz de lacomunidad, sólo pasa cuado cumples la ley, entonces es cuando no llegas a ninguna parte por culpa de cuatro listos.

UNA PENA PERO ASÍ ES.

Puntuación 0
#1
navegante, por fin los andaluces heredan lo que por derecho les pertenece.
A Favor
En Contra

Pues algo no se debe de estar haciendo bien para que esto Ocurra, cómo el que una firma de pago de pagares si se devuelve no esté penado con cárcel, cualquier país de nuestro entorno penaliza los impagos con cárcel, aquí es todo lo contrario, no pagas y te llevas a la señora de vacaciones no pasa nada sí no pagas, no pasa nada sí ocupas la propiedad de otro, no pasa nada si enganchas la luz de lacomunidad, sólo pasa cuado cumples la ley, entonces es cuando no llegas a ninguna parte por culpa de cuatro listos.

UNA PENA PERO ASÍ ES.

Puntuación 0
#2