Economía

Wall Street paga la fiesta de Obama: es el mayor donante, con 5,6 millones de dólares

¿Quién dijo crisis? Pese a dejarse en el tintero 2,6 millones de puestos de trabajo el año pasado y sufrir una de las peores recesiones de la historia, Estados Unidos sigue dispuesto a recibir a su nuevo presidente, Barack Obama por todo lo alto. Y serán los inquilinos de Wall Street, culpables de buena parte de lo acontecido en la economía durante los últimos meses, el mayor donante colectivo para sufragar los gastos de la ceremonia de inauguración del afroamericano, que se celebrará el próximo 20 de enero en Washington.

Quizás lo hagan en un intento por recompensar los cientos de miles de millones de dólares que han salido del bolsillo de los contribuyentes para arreglar sus errores.

En un momento en el que la Administración Obama intenta convencer al Congreso para que apruebe un descomunal plan de estímulo para reavivar la economía del país, gastarse 50 millones de dólares (unos 37 millones de euros) en una fiesta parece toda una aberración. Según un análisis llevado a cabo por la organización Public Citizen, comisionada por The Wall Street Journal, alrededor de 207 compañías e individuos han donado cerca de 24,8 millones de dólares (18,4 millones de euros) al nuevo presidente.

Lo sorprendente de estos números es que la vapuleada industria financiera se ha convertido en la mayor fuente privada de financiación de estas donaciones privadas, algo que podría levantar ampollas entre los ciudadanos. Mientras el dinero de los contribuyentes se destina a paliar los errores cometidos por Wall Street, sus ejecutivos prefieren intentar ganarse la confianza del nuevo mandatario a través de donaciones que alcanzan los 5,7 millones de dólares en total (4,2 millones de euros).

¿Es este el bonus anual de Obama por su brillante carrera electoral?, se preguntan algunos. Tradicionalmente, los norteamericanos han sido responsables de costear una mínima parte de los festejos presidenciales. Sin embargo, para el próximo evento, el Congreso ha aprobado una partida de 10 millones de dólares (unos 7,4 millones de euros) del bolsillo de aquellos que pagan impuestos a este lado del Atlántico. Aún así, el resto de los costes derivados de la investidura del afroamericano como el presidente número 44 del país serán pagados gracias a los donativos individuales, cuyo límite asciende hasta los 50.000 dólares por persona (37.240 euros).

Casos sorprendentes

Algunos de estos casos son sorprendentes ya que, por ejemplo, un ejecutivo de Lehman Brothers, que se declaró en bancarrota el pasado otoño, ha conseguido donaciones por valor de 115.000 dólares para el demócrata. Citi (C.NY) o Goldman Sachs, que también han sido saneadas gracias al dinero federal, han destinado alrededor de 265.000 y 175.000 dólares respectivamente (entre 130.353 y 197.000 euros). Lo curioso aquí es que pese a la reducción de bonus e incentivos estas compañías han convencido a algunos de sus empleados para destinar 50.000 dólares de sus salarios para estos menesteres.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

pacoasen
A Favor
En Contra

tienen dinero pa lo ke les conviene

clic my name

Puntuación 0
#1