Economía

La inversión en infraestructuras se dispara un 18%, hasta los 10.029 millones

  • El AVE sigue copando más de la mitad de la dotación para ferrocarril

Los Presupuestos Generales del Estado para este año 2019 contemplan una inversión en infraestructuras de 10.029,69 millones de euros, lo que supone disparar en un 18,1% la de 8.487 que se programó en las cuentas públicas de 2018.

Se trata del mayor importe inversor para infraestructuras en ocho años, desde el de 11.386 millones fijado en los Presupuestos de 2012, en plena crisis.

Además, esta partida del presupuesto encadena un segundo ejercicio consecutivo de crecimiento desde el importe de 7.540 millones asignado en el Presupuesto de 2017, que constituyó el mínimo desde el inicio de la crisis.

El Gobierno enmarca la inversión en infraestructuras en sus objetivos de cohesión social y territorial, y con el fin de que contribuya a "dinamizar la economía" y a la "sostenibilidad medioambiental y social", además de a la consolidación fiscal.

Del monto total de 10.029 millones previsto para 2019, 2.794 millones de euros corresponden a las inversiones directas del Estado y los 7.236 millones restantes, a las que realizan los entes y sociedades públicas como son Adif, Aena, Puertos del Estado o Seittsa.

Asimismo, este capítulo de los Presupuestos no sólo incluye las inversiones en infraestructuras de transportes, sino también en instalaciones medioambientales e hidráulicas.

El AVE sigue como inversión 'estrella'

Por infraestructuras, la inversión en Alta Velocidad ferroviaria se mantiene como primer destino de la dotación programada, dado que supondrá 2.660 millones de euros, más de la mitad (el 52%) de la inversión total de 5.041 millones destinada a ferrocarril y una cuarta parte (el 26,5%) de la total.

El Gobierno busca "extender sucesivamente a una mayor proporción de población los beneficios de las prestaciones del AVE". Así, seguirá ejecutando los corredores en construcción, como son el AVE a Galicia y el Norte el Corredor Mediterráneo, la 'Y' vasca y el AVE a Extremadura, entre otros. Además, seguirá estudiando nuevos trazados "que aún no tienen definición concreta".

No obstante, la dotación destinada a la red ferroviaria convencional casi igualará a la del AVE, dado que supondrá 2.244 millones. Este monto se destinará a los planes de mejora de Cercanías en marcha y a las líneas de tren que no son de Alta Velocidad para que "mantenga los estándares técnicos exigidos, le permitan adaptarse a las necesidades de un cambiante entorno económico y resulte competitiva".

Estas inversiones en ferrocarril se acometerán el ejercicio previo a que en 2020 el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia y otros operadores privados puedan entrar a competir con Renfe en tráficos de AVE y Larga Distancia.

Aumenta el mantenimiento de carreteras

El segundo destino de la inversión en infraestructuras serán las carreteras, con una dotación de 2.328 millones de euros, de la que 998 millones se destinará a mantenimiento de la red actual, importe un 4,8% superior a los 952 millones programados en los presupuestos del pasado año.

El repunte en mantenimiento de carreteras se registra en tanto el Ejecutivo abre, a través de una subcomisión del Congreso, un debate sobre el diseño del nuevo modelo para costear el mantenimiento de la red viaria en el que se podría barajar el pago por uso.

Las inversiones en puertos y aeropuertos, que acometen Puertos del Estado y Aena con cargo a sus cuentas y no proceden por tanto de las arcas públicas, se situarán en 829 millones y 689 millones de euros, respectivamente.

En el capítulo medioambiental, el proyecto de Presupuestos para 2019 contemplan una partida de 851 millones para construir instalaciones hidráulicas y otros 134 millones para actuaciones medioambientales y en costas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.