Economía

El congreso aprueba la flexibilización de la senda de déficit, que el pp rechazará en el senado

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó este jueves la flexibilización de la senda de estabilidad que propone el Gobierno para aumentar el objetivo de déficit en 2019 del 1,3% fijado por el PP hasta un 1,8%. Se trata de la misma senda que el Congreso rechazó en julio y que, tras la votación favorable de hoy, será votada el próximo 27 de diciembre por el Senado, donde será rechazada por la mayoría absoluta del PP, por lo que el Ejecutivo tendrá que diseñar los Presupuestos con el objetivo del 1,3% marcado por el anterior Gobeirno de Mariano Rajoy.

La nueva senda de déficit, que propone un aumento de 6.000 millones de capacidad de gasto en 2019 para el conjunto del Estado (2.500 para la Seguridad Social, 2.500 para las comunidades autónomas y 1.000 para la Administración Central), fue aprobada con 176 votos a favor gracias al apoyo de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDECat, Compromís y Nueva Canarias, frente a los 168 votos en contra de PP, Ciudadanos, Bildu, Coalición Canaria, UPN y Foro.

Durante el debate en la sesión plenaria, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió que los nuevos objetivos otorgarían más recursos a las comunidades autónomas y serían "la antesala a la recuperación de derechos" perdidos durante la crisis.

La titular de Hacienda justificó la flexibilización del déficit de 2019 en cinco décimas al recordar que España cerrará 2018 con un déficit del 2,7%, exactamente cinco décimas por encima del objetivo del 2,2% fijado por el PP pero que, según indicó, se incumplirá al ser "agravado por el anterior Gobierno con medidas incluidas en los Presupuestos de 2018 que hacían imposible su cumplimiento".

Por ello, criticó que sea ahora el Ejecutivo socialista quien tenga que cumplir con la tarea "que no hizo el PP", y recordó que organismos como la Comisión Europea, el FMI, el Banco de España y la Airef ya estimaban antes del cambio de Gobierno que el déficit de 2018 sería del 2,7%.

Por parte del PP, el diputado Víctor Valentín Píriz anunció el voto en contra de su grupo al considerar el acuerdo para la flexibilización del déficit "negativo para España y los españoles y tramposo". "Sus números no se los cree nadie ni en España ni fuera de España", afirmó el parlamentario popular, que denunció "el voto oportunista de quienes quieren romper España", en referencia a las formaciones catalanas, y que el mayor gasto propuesto por los socialistas se deben a su voluntad de hacer "campaña electoral" de cara a unas futuras elecciones generales.

UNIDOS PODEMOS

En representación de Unidos Podemos, Alberto Montero anunció su voto favorable a la senda "con la nariz tapada" y "por sentido de la responsabilidad" y puso en valor la inclusión en el acuerdo presupuestario alcanzado por su formación y el Gobierno de "políticas sociales con nuestra marca".

Así, explicó que el cambio respecto a la votación de julio, cuando Unidos Podemos no apoyó esta misma senda, se debe al "cambio" de actitud mostrado por los socialistas en comparación a la "soberbia" con la que en su opinión actuaron en esa ocasión.

Por Ciudadanos, el diputado Antonio Roldán se mostró en contra de la senda al considerar que "pone en peligro la economía española" y por no estar a favor de los nuevos impuestos que se incluirán en los Presupuestos a los que darían lugar.

NACIONALISTAS

El diputado Joan Margall, de ERC, que denunció el "filibusterismo" de PP y Ciudadanos al bloquear la tramitación de la reforma de la Ley de Estabilidad, explicó su voto a favor de la flexibilización del objetivo de déficit como "otro gesto de buena voluntad, quizás el último" para "no romper los pocos puentes de diálogo que quedan" con Cataluña, a pesar, según indicó, de haber apoyado a Pedro Sánchez en la moción de censura "a cambio de nada".

Idoia Sagastizabal, del PNV, también anunció el voto favorable de su formación al destacar que la flexibilización del déficit permitirá que las políticas se adapten mejor a la realidad económica y a la ciudadanía, generando expectativas reales y satisfactorias".

Por otro lado, Ferran Bel, del PDECat, explicó que su grupo parlamentario votaría a favor para que Cataluña pueda disponer de más recursos, a pesar de considerar que los que les aportará son menos de lo que le debería corresponder.

En cuanto a Compromís, Ignasi Candela criticó "la falta de impulso de este Gobierno en materia territorial" pero se mostró a favor de la nueva senda para que las comunidades autónomas disfruten de más recursos y para "no bloquear la vía de diálogo" abierta.

Por el contrario, Marian Beitialarrangoitia, de Bildu, denunció que el Gobierno no haya dialogado con su formación, por lo que lamentó que su voto sería en contra, mientras que Isidro Álvarez, de Foro, criticó que el Gobierno "incumple el criterio de solidaridad territorial" y que Asturias es perjudicada mientras se beneficia a Cataluña.

En una línea similar se expresó Ana Oramas, de Coalición Canaria, que denunció que el Ejecutivo socialista ha echado atrás varios acuerdos que beneficiaban a Canarias para destinar a Cataluña los recursos previstos inicialmente para ello. En cambio, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, anunció su voto favorable por considerar positivo "el cambio de dirección".

(SERVIMEDIA)

20-DIC-18

IPS/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin