Economía

La Audiencia de Alicante condena a López Abad, exdirector de la CAM, a dos años y medio de prisión por dietas multimillonarias

El exdirector de la caja alicantina Roberto López Abad.

La sección décima de la Audiencia de Alicante ha condenado a nueve meses de prisión al expresidente de la CAM Modesto Crespo y a otros dos años y medio al exdirector de la caja alicantina Roberto López Abad, por un delito de apropiación indebida al aprobar en su día el consejo de administración 600.000 euros en dietas para que las cobrara Crespo en dos cuotas.

Crespo, que admitió los hechos en el juicio, deberá hacer frente a una multa de 9.000 euros mientras que López Abad, que se declaró incoente, a otra de 48.000 euros. Además, el expresidente de la CAM tiene que indemnizar al Banco Sabadell con 600.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

Asimismo, se condena a un año y medio de prisión y a 210.000 euros de multa por apropiación indebida a cuatro encausados más, entre ellos el exvicepresidente de la CAM Antonio Gil-Terrón, según el fallo, dado a conocer este martes por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, que puede ser recurrido ante el Supremo.

No obstante, la sala absuelve a otros 15 encausados, entre los que se encuentran el también exvicepresidente Armando Sala o el empresario Jesús Navarro.

Los 19 exmiembros del Consejo de Administración fueron juzgados el pasado mes de mayo por aprobar dietas de 600.000 euros en dos cuotas para el entonces presidente de la entidad.

En el juicio, que comenzó el 14 de mayo pasado, el expresidente de la CAM Modesto Crespo se declaró culpable de los delitos de apropiación indebida agravada y administración desleal por el cobro de dietas de 600.000 euros en dos cuotas. Por su parte, Roberto López Abad y al resto de los encausados se declararon inocentes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.