Economía

El Gobierno canadiense eliminará de forma paulatina su uso de plásticos

Canadá anunció hoy que eliminará de forma paulatina el uso de plásticos de un solo uso en las actividades del Gobierno, durante la reunión de ministros de Medio Ambiente del G7, que se celebra en Halifax.

La ministra de Medio Ambiente de Canadá, Catherine McKenna, anunció en una rueda de prensa que Ottawa se compromete a reducir en al menos el 75% el plástico utilizado en las operaciones gubernamentales para 2030.

La medida afectará a botellas, cubertería, paquetes y otros utensilios producidos actualmente con plástico de un solo uso. Canadá también dijo hoy que destinará 65 millones de dólares canadienses (50 millones de dólares estadounidenses) a través del Banco Mundial (BM) en un fondo internacional para paliar el uso de plásticos en países en desarrollo.

Además, Ottawa invertirá 12 millones de dólares canadienses (9,25 millones de dólares estadounidenses) en tecnologías locales para ayudar a "detener el flujo de plásticos en el océano".

Estos anuncios se divulgaron en el marco de la reunión de ministros del G7 sobre océanos, que ayer se inicio en Halifax y que tiene como principal objetivo reducir la cantidad de basura plástica presente en el mar.

Durante la pasada Cumbre del G7, celebrada en junio en Canadá, Ottawa presentó una iniciativa para eliminar los plásticos de los océanos ante la creciente cantidad de basura que se está almacenando en los mares.

Se calcula que en los océanos hay unas 150 millones de toneladas de plástico y que cada año se añaden otros 8 millones. Los científicos también estiman que para 2050 el peso del plástico en los océanos superará al de los peces.

Cinco de los países del G7 -Canadá, Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido- así como la UE aprobaron la iniciativa de Canadá en la Cumbre del G7, pero Estados Unidos y Japón se negaron a firmarla.

Ahora, Canadá quiere conseguir apoyos internacionales y que su iniciativa se convierta en un acuerdo de la Asamblea General de la ONU.

En ese sentido, hoy un grupo de multinacionales expresaron su intención de firmar la convención sobre plásticos en los océanos que está promoviendo Canadá.

Las filiales canadienses de Ikea, Volvo, Unilever y Walmart, así como el gigante de los supermercados canadienses Loblaw, respaldaron la propuesta canadiense y su compromiso para reducir las emisiones de carbono de la economía canadiense.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0