Economía

España amortiza de manera anticipada otros 3.000 millones del préstamo del mede para el 'rescate financiero'

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

El Consejo de Administración del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) aprobó este jueves la solicitud efectuada por España para la amortización anticipada de otros 3.000 millones de euros del préstamo suscrito entre 2012 y 2013.

Tras el reembolso, la deuda pendiente de España con el MEDE se situará en 23.700 millones de euros, según informó el Ministerio de Economía y Empresa.

Desde el departamento de Nadia Calviño subrayaron que "la amortización permitirá a España un ahorro de intereses a lo largo de la vida del préstamo, por las mejores condiciones financieras a las que tiene acceso actualmente el Tesoro".

Además, apuntaron que esta amortización anticipada, la novena que realiza España, "afianza la autonomía financiera del Tesoro y manda un mensaje de confianza a los mercados".

Por su parte, el director ejecutivo del MEDE, Klaus Regling, explicó que "esta serie de pagos adelantados refuerzan aún más la confianza de los inversores en la economía española".

España recibió en del MEDE 41.300 millones de euros de los 100.000 que el Gobierno de Mariano Rajoy y las autoridades europeas acordaron en el marco del 'rescate financiero' en 2012.

De dicha cuantía, 39.500 millones se recibieron en diciembre de 2012 y los 1.800 millones restantes, en febrero de 2013.

La fecha para que España comenzara a amortizar, de manera obligatoria, el préstamo del MEDE era 2022, aunque desde 2014 ya comenzaron devoluciones anticipadas y voluntarias. En concreto, el primer pago se hizo el 8 de julio de 2014 por 1.304 millones de euros. La devolución del préstamo debe completarse en 2027.

'RESCATE FINANCIERO' DE 2012

En junio de 2012, el Gobierno español hizo una solicitud oficial de asistencia financiera para su sistema bancario al Eurogrupo por un préstamo de hasta 100.000 millones de euros, con el objetivo de cubrir el déficit de capital identificado en varios bancos.

En diciembre de 2012, el Ejecutivo español pidió formalmente el desembolso de 39.500 millones de euros, fondos que el MEDE transfirió al Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Esos fondos se destinaron a la inyección de capital en BFA-Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco y Banco de Valencia. Luego, a principios de 2013, se inyectaron 1.800 millones de euros en Banco Mare Nostrum, Banco Ceiss, Caja 3 y Liberbank.

(SERVIMEDIA)

20-SEP-18

BPP/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin