Economía

Un estudio dirigido por el ces destaca que la economía social es un actor relevante en el desarrollo empresarial de la región euromediterranea

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

En la Unión Europea hay 2,8 millones de entidades y empresas de Economía Social de todos los tamaños (que producen el 8% del PIB comunitario), que emplean a 13,6 millones de personas. Además, en los países del sur del Mediterráneo se calcula que existen 300.000 empresas y que generan 1,5 millones de empleos, según el 'Informe Euromed sobre Economía Social y emprendimiento en la Región Euromediterránea".

"Este estudio, dirigido por el Consejo Económico y Social de España (CES) y que se elevará a sus homólogos euromediterráneos, supone un impulso importante porque servirá como punto de partida para impulsar el espíritu emprendedor y la Economía Social y, con ello, impulsar el desarrollo económico y social en esta región", señaló el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (Cepes), Juan Antonio Pedreño.

En el informe se reconoce a la Economía Social como uno de los actores que responden a los retos socioeconómicos compartidos entre el norte y sur del Mediterráneo, contribuyendo a la promoción del crecimiento económico, el refuerzo del desarrollo local sostenible e, igualmente, en la mejora del acceso al mercado laboral y buenas condiciones laborales.

Por ello, el informe, segun un comunicado de Cepes, solicita medidas para que las políticas públicas aseguren que las nuevas iniciativas emprendedoras y de la Economía Social se desarrollen en un marco favorecedor de la actividad y de la creación de empleo.

Además, el informe identifica prioridades para impulsar el emprendimiento y la Economía Social en el área euromediterránea como son: motivar el emprendimiento como salida profesional, impulsar la educación y formación de calidad, fomentar la productividad y la competitividad, superar las barreras que limitan el comercio, mejorar la calidad de las instituciones, establecer una adecuada regulación de los mercados, favorecer las segundas oportunidades a los emprendedoras que inicialmente no hayan tenido éxito, facilitar recursos financieros para emprender a un precio razonable y garantizar acceso a infraestructuras.

Por último, el informe propone orientar la cooperación entre la UE y los países del sur del Mediterráneo en cuestiones como la liberación del potencial de las empresas, la creación de pymes y empresas de la Economía Social, la formación de los trabajadores en función de las necesidades del mercado laboral, la mejora de los servicios de apoyo a la creación de empresas o un acceso más fácil a la financiación; aspectos todos ellos vinculados con las prioridades en el ámbito social, como la creación de empleo para los jóvenes y las mujeres.

El Informe, aprobado hoy por el CES de España junto con sus homólogos de Grecia, Jordania, Marruecos y el Comité Económico y Social Europeo, será debatido antes de final de año en una Cumbre Euromediterránea de Consejos Económicos y Sociales. Sus conclusiones finales serán trasladadas a la Comisión Europea y a organizaciones internacionales especializadas en el desarrollo del Mediterráneo.

(SERVIMEDIA)

20-SEP-18

ROR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin