Economía

Siete países están en riesgo de sufrir una crisis de divisas, según Nomura

La Casa Rosada, sede presidencial de Argentina. Foto: iStock

Un total de siete países se encuentran en riesgo de experimentar una crisis de divisas, según revela el índice 'Damocles' elaborado por Nomura, entre los que están incluidos Turquía o Argentina, que en las últimas semanas han experimentado depreciaciones de sus monedas locales.

El índice puntúa a 30 países emergentes. Los que cuentan con una puntuación de más de 100, es decir, que están en riesgo de sufrir una crisis de divisas, son Sri Lanka, Sudáfrica, Argentina, Pakistán, Egipto, Turquía y Ucrania. Algunos ya están experimentando problemas de depreciación de moneda, mientras que Sri Lanka, que tiene una puntuación de más de 150, podría sufrir la crisis "en cualquier momento".

Por otro lado, los ocho países con menor riesgo, al tener una puntuación de cero, son Brasil, Bulgaria, Indonesia, Kazajistán, Perú, Filipinas, Rusia y Tailandia.

La compañía asegura que su herramienta ha predicho el 67% de las 54 crisis de divisas que han tenido lugar en el mundo desde 1996 con hasta 12 meses de anticipación. Para ello, utiliza un total de ocho variables: cobertura de importaciones, la relación entre deuda externa a corto plazo y exportaciones, la relación entre reservas de moneda extranjera y deuda externa a corto plazo, la relación entre dinero en sentido amplio y reservas de divisas extranjeras, la tasa de interés a corto plazo real, los ingresos brutos sin inversión extranjera directa, la balanza corriente y fiscal y la desviación real del tipo de cambio efectivo.

No obstante, Nomura ha indicado que el índice 'Damocles' "necesita" ser complementado con otros datos como el contexto internacional o el riesgo de contagio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.