Economía

Británicos, franceses y alemanes alejan el sexto récord anual de turistas en España

Foto: Archivo

¿Se imagina una playa de la costa española desierta en pleno verano? Parece prácticamente imposible. España es el segundo destino favorito del mundo, solo por detrás de la vecina Francia. Con casi 82 millones de turistas, nuestro país se colgó en 2017 la quinta medalla consecutiva en récord de visitantes extranjeros. Sin embargo, la marca se antoja difícil de pulverizar este año. El frenazo en el gran mercado emisor -británicos, franceses y alemanes-ha hecho saltar las alarmas en el sector, e incluso en el propio Gobierno, que contempla ya un estancamiento en la entrada de turistas, con un crecimiento "nulo o negativo" en el conjunto de 2018.

Precisamente, el último Informe Prospectivo del Turismo Internacional hacia España, publicado por Turespaña, dibuja un panorama poco halagüeño para los tres países que copan más del 50% del turismo que recibimos. Según refleja el texto, Reino Unido y Francia presentan "síntomas de cambio de ciclo desde hace varios trimestres". De acuerdo con los datos del INE, las llegadas de británicos cayeron un 2% en el primer semestre respecto al mismo periodo de 2017, y las de franceses apenas aumentaron un 1,4%. Mientras, las visitas desde Alemania se redujeron un 5,7% en los seis primeros meses del año.

En total, los viajeros internacionales crecieron solo un 1,8% al ecuador del ejercicio, hasta 37,1 millones, lejos de las tasas cercanas al 12% que se registraban a igual altura de los años 2016 y 2017.

Los motivos de estos descensos hay que buscarlos más allá de una posible pérdida de atractivo de nuestro país. La recuperación de destinos competidores directos, como Grecia, Turquía, Túnez o Egipto, ya se deja sentir en las cifras, que reflejan el desvío de viajeros internacionales que están efectuando los touroperadores desde España hacia el Mediterráneo Oriental, en busca de mayores márgenes de beneficio.

Para hacernos una idea del impacto, mientras España pierde visitantes, Turquía ha recuperado más de 2,7 millones de turistas, firmando un alza cercana al 30%, y Egipto, 1,2 millones, registrando un repunte del 40%.

Con estos datos, la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) ha revisado a la baja el crecimiento de la actividad del sector para 2018, hasta el 2,6%, por debajo del desempeño que el consenso de los analistas estiman para el conjunto de la economía, del 2,7%, y lejos del 4,5 y el 5% que crecía el PIB turístico en 2017 y 2016, respectivamente.

De cumplirse estas previsiones, el sector, responsable de relanzar la actividad y el empleo durante la crisis -ya aporta más del 11% del PIB- crecería menos que la economía total en 2018, algo inédito en la última década.

Aun así, casi con total seguridad, al menos este año, España conservará el segundo puesto en el podio de los países más visitados del mundo. Si echamos un vistazo a los datos que maneja la Organización Mundial del Turismo (OMT), el año pasado ya adelantamos a Estados Unidos, que ocupa el tercer lugar, con 75,9 millones de turistas en 2017. La diferencia que nos separa, de casi seis millones de viajeros, no parece que vaya a desaparecer, teniendo en cuenta que las entradas crecen en nuestro país (un 8,6% el año pasado), mientras disminuyen un 3,8% en EEUU.

Turespaña destaca que la partida de gasto turístico mantiene cifras "positivas y esperanzadoras"

Nos encontramos ante un cambio de ciclo en el que adecuar la oferta y la demanda a periodos menos estacionales resulta clave para apuntalar la buena salud del sector. De hecho, para el Ejecutivo, además del comportamiento de países de segunda línea como Italia o Estados Unidos, la adecuación de los principales mercados (recordemos: Reino Unido, Francia y Alemania) a periodos menos estacionales, en busca de otros tipos de turismo, como el cultural, el gastronómico, el de ciudad o el de compras, resultará clave para decantar la balanza entre "un crecimiento muy moderado o un crecimiento nulo o negativo".

Por otro lado, Turespaña destaca que la partida de gasto turístico mantiene cifras "positivas y esperanzadoras". El desembolso parece aguantar la desaceleración en las entradas y crece más del 4% en la primera mitad del año, hasta rozar los 39.000 millones de euros.

La razón por la que la tasa anual acumulada del gasto es superior a la de llegadas de turistas se encuentra en que mercados como el estadounidense o el ruso, que gastan más de media que los europeos, crecen a doble dígito, lo que compensa el desplome en las visitas británicas, francesas y alemanas.

Y ahí está la ecuación perfecta que persigue nuestro sector turístico: aumentar los ingresos de los que pisan suelo español, aunque estos se vayan reduciendo hasta alcanzar niveles más normalizados.

La saturación de algunos destinos es un hecho al que se suman problemáticas como las tensiones generadas por el auge de las viviendas de uso turístico. "Competencia desleal", según denuncia el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, quien insta al Gobierno a reconducir el crecimiento "exponencial, descontrolado e ilegal" .

No es la única demanda de un sector que, agotado el boom cuantitativo, pone ahora el foco en la calidad. Por ahora, el Ejecutivo ha avanzado un "cambio de orientación" en la política económica de turismo, se ha comprometido a elevar la inversión y a combatir la explotación laboral en el sector.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

JMT
A Favor
En Contra

La economía familiar se agota. El trabajo temporal, los minijobs, los milieuristas, la precariedad, pasan factura. El fundamentar la economía solamente sobre el turismo y la hostelería es estar a merced del enemigo; solo sus colaboradores no se enteran.

Puntuación 18
#1
Usuario validado en Facebook
Juan Jose Olivar Prado
A Favor
En Contra

Bueno esta primavera y verano ha hecho muy buen tiempo en Europa del norte creo que ha sido crucial, incluso en España el tiempo ha estado peor. Por el contrario el año pasado no hubo mi un solo dia de sol en todo el norte lo que les empujo a salir de vacaciones donde fuese.

Puntuación 4
#2
Incrédulo
A Favor
En Contra

Y Turquía que es un país competidor en turismo en turismo, con su moneda, la Lira, por los suelos. No parece una buena noticia para cambiar la tendencia en a caída del turismo en España.

Puntuación 4
#3
jall
A Favor
En Contra

Yo creo que lo datos de turismo en España son espectaculares...realmente no comprendo por qué vienen, los clavan, mal servicio, mal trato, masificación, oferta de ocio igual que hace 30 años...cualquier día la gallina de los huevos de oro se muere...y nos vamos a comer lo que pican las gallinas.

Puntuación -1
#4