Economía

Cuatro comunidades tienen tramos autonómicos de irpf para rentas iguales o superiores a 150.000 euros

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Cuatro comunidades tienen actualmente tramos autonómicos de IRPF que gravan a las rentas altas. En concreto, las comunidades de Asturias y Cataluña, con un tipo impositivo del 25,5% y Baleares, con un tipo del 25%, tienen instaurados tramos para gravar a las rentas superiores a 175.000 euros anuales, mientras que Aragón grava con un tipo del 25% a las rentas superior a los 150.000 euros al año.

Las siguientes comunidades con el tramo impositivo máximo más alto son Andalucía (con un tipo del de 25,5%), Extremadura (25%), La Rioja (25,5%) y Comunidad Valenciana (25,5%), que gravan las rentas superiores a 120.000 euros.

Con un tramo máximo a partir de 90.000 euros anuales se encuentran Canarias (24%) y Cantabria (25,5%), y con un tramo a partir de 60.000 euros Castilla-La Mancha (22,5%), Galicia (22,5%), Murcia (23,5%), Ceuta (22,5%) y Melilla (22,5%).

Por último, las comunidades autónomas con el tramo autonómico máximo más bajo son Castilla y León y Madrid, que con unos tipos del 21,5% y 21%, respectivamente, gravan por igual a las rentas superiores a 53.407 euros anuales.

Estos tramos autonómicos contrastan con los aplicados a nivel estatal, ya que el tramo más alto existente actualmente grava por igual, con un tipo del 22,5%, a todas las rentas superiores a 60.000 euros.

Por ello, en el marco de las negociaciones en torno a la aprobación de la senda de déficit y de los Presupuestos de 2019, el Gobierno está estudiando, a propuesta de Unidos Podemos, crear un nuevo tramo que aplique un mayor gravamen a las rentas superiores a 150.000 euros.

Sobre la posible creación de este nuevo tipo máximo, el PDECat, que gobierna en Cataluña, una de las tres comunidades con el mayor tramo autonómico, ha adelantado que no apoyará la medida.

Durante el anterior Gobierno del PP, con Mariano Rajoy en la Presidencia, entre 2012 y 2014 el sistema tributario del IRPF tuvo vigentes tres tramos por encima de los 60.000 euros actuales. En concreto, uno en 120.000 euros anuales, otro en 175.000 euros, y otro para las rentas mayores de 300.000 euros.

Con la implantación de este tramo por encima de los 150.000 euros, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calcula que afectaría al 0,46% de los declarantes, es decir, a 90.788 personas, que pagarían una media de 4.400 euros más cada año, lo que supondría una recaudación de 400 millones de euros más respecto a los tramos actuales.

(SERVIMEDIA)

30-AGO-18

IPS/bpp

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint