Economía

Abril-Martorell (Indra) avisa de los "desafíos muy exigentes" que afronta la compañía en 2018

La junta ratifica el nombramiento de nuevos consejeros y aprueba el plan de retribución a medio plazo 2018-2020 para directivos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha afirmado que 2018 plantea unos "desafíos muy exigentes" para la compañía, que está concentrando sus esfuerzos en cumplir con los objetivos fijados para el actual ejercicio y se encuentra inmersa en el desarrollo de su Plan Estratégico 2018-2020

"2018 plantea unos desafíos muy exigentes, al suponer un año de transición entre períodos de reestructuración y de crecimiento, e incluir iniciativas que hoy suponen costes y cuyos frutos se verán en el futuro", ha señalado Abril-Martorell durante su intervención en la junta general de accionistas celebrada este jueves.

El presidente de Indra ha incidido en que la empresa cuenta con un presupuesto muy ambicioso para el actual ejercicio y ha resaltado que el Plan Estratégico 2018-2020 presentado recientemente define una vía orientada al crecimiento y a la rentabilidad, que le permite ordenar iniciativas y prioridades.

Sin embargo, recalcó que este sólo puede ejecutarse y culminarse con éxito en el contexto de "una transformación cultural completa, que supone una apuesta firme por el talento y las personas, y que persigue convertir a Indra en la empresa de su sector más atractiva, ilusionante y motivadora para los profesionales en la era digital".

Respecto al nuevo plan estratégico, ha subrayado que se despliega en cuatro grandes líneas de actuación: un nuevo modelo operativo y organizativo especializado para la compañía y sus negocios, seguir impulsando la evolución del catálogo de producto y la transformación de la oferta, nuevos procesos y herramientas comerciales para reforzar el crecimiento en ventas y acciones de mejora de la eficiencia y de la productividad para mejorar los márgenes operativos.

Sobre el nuevo modelo organizativo, que contempla la agrupación del conjunto de los negocios de Tecnologías de la Información en una nueva entidad corporativa dentro de Indra, Abril-Martorell ha detallado que permite a la empresa "mejorar la agilidad, la flexibilidad estratégica y la responsabilidad frente a resultados, a la vez que simplifica y clarifica nuestra organización".

Por otro lado, ha repasado los resultados de la compañía en 2017, año en el que ha consolidado algunas de las mejoras estructurales alcanzadas y ha fortalecido su posición de negocio. En dicho ejercicio, la contratación creció un 18%, hasta los 3.248 millones de euros; la cartera de pedidos alcanzó los 3.612 millones, creciendo un 15%; y los ingresos llegaron a 3.011 millones, un 11% más.

Al hacer balance del ciclo que comenzó en 2015, ha señalado que los resultados alcanzados confirman el impacto positivo de la reestructuración y la transformación llevadas a cabo gracias al Plan Estratégico 2015-2017, aunque ha recordado que existen retos que no han sido resueltos o en los que la compañía ha progresado más lento de lo previsto, lo que ha condicionado su proceso de transformación.

JUNTA DE ACCIONISTAS

La junta general de accionistas de Indra ha aprobado este jueves el programa de Retribución a Medio Plazo 2018-2020 para consejeros ejecutivos y miembros de la alta dirección, que se percibirá íntegramente en acciones sólo si dentro de tres años el ejecutivo se mantiene en la compañía y cumple con los objetivos marcados.

El número máximo de acciones que se podrán entregar con este plan está relacionado con el precio medio de la acción de Indra en las 60 sesiones de bolsa anteriores a este jueves, que ha resultado ser 11,14 euros. Como consecuencia, el número máximo de acciones que se podrán entregar asciende a 2.015.081 acciones.

El importe del presidente para el periodo 2018-2020 es el mismo que el del periodo anterior 2015-2017, sin que haya experimentado incremento alguno. En concreto, al presidente ejecutivo le corresponden como máximo 444.129 acciones; 315.188 acciones a la consejera directora general de TI; y 315.188 acciones al Consejero Director General de T&D.

Asimismo, ha informado de que del máximo de 2.212.212 acciones que correspondían a los consejeros ejecutivos y altos directivos según las condiciones del Plan de Retribución a Medio Plazo 2015-2017, se entregaron finalmente 1.191.818 acciones, la mitad del número máximo aprobado.

Por otro lado, la junta también ha aprobado el proyecto de reorganización societaria consistente en la filialización de todo el negocio de Tecnologías de la Información (IT) en una sociedad independiente, participada al 100% por Indra, como ya aprobó en consejo el pasado mes de abril.

Asimismo, ha aprobado el nombramiento de Ignacio Martín San Vicente como consejero independiente, en sustitución de Daniel García-Pita, y la reelección de Enrique De Leyva Pérez y Fernando Abril-Martorell Hernández. En esta línea, también se ha dado el visto bueno al nombramiento de Cristina Ruíz e Ignacio Mataix como consejeros ejecutivos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin