Economía

La Fed busca suavizar la 'regla Volcker', una medida introducida tras la crisis financiera

La Junta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos ha propuesto simplificar la 'regla Volcker', una medida introducida tras la crisis financiera por el entonces presidente, Barack Obama y que se enmarca en la ley de la reforma financiera 'Dodd-Frank' de 2010 pero que se incluyó en 2013, por la que se prohíbe a los grandes bancos realizar actividades especulativas de riesgo con los fondos de clientes en beneficio propio.

WASHINGTON, 31 (EUROPA PRESS)

"La experiencia ha demostrado que la complejidad de la regla ha creado incertidumbre respecto a su cumplimiento entre las entidades sujetas a la misma", ha justificado el instinto emisor en un comunicado, añadiendo que los cambios propuestos buscan "simplificar" la norma eliminando o modificando ciertos requisitos que no son necesarios para implementar efectivamente el estatuto, sin reducir la seguridad o la solidez del sector.

Asimismo, el banco central estadounidense ha señalado que los reguladores responsables de implementar la regla se han dado cuenta de las oportunidades que puede ofrecer "simplificar y mejorar" la norma, de forma que permita a las entidades llevar a cabo actividades apropiadas sin una carga excesiva y sin sacrificar su estabilidad.

Los cambios propuestos han sido desarrollados de forma conjunta por los cinco reguladores responsables de que la 'regla Volcker' se aplique correctamente: la Junta de la Fed, la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, la Oficina de Control de la Moneda y la Comisión del Mercado de Valores (SEC).

Concretamente, los cambios propuestos son la adaptación de los requisitos de cumplimiento de la regla en función del tamaño de los activos y pasivos comerciales del banco, con unas medidas más estrictas para las entidades de mayor actividad. De acuerdo a esta premisa, los bancos que gestionen entre 1.000 y 10.000 millones de dólares verían una relajación de los requisitos, mientras que los que superen los 10.000 millones en activos y pasivos afrontarán reglas más estrictas.

Asimismo, la propuesta también eliminaría el hecho de que cualquier acción, derivado u otra inversión realizada o adquirida por las entidades y que posean por menos de 60 días sean consideradas de su propiedad. También se incluye, entre otros aspectos, la simplificación de la información sobre la actividad comercial que los bancos deben proporcionar a los reguladores.

"Nuestro objetivo es reemplazar los requisitos excesivamente complejos e ineficientes por un conjunto más racional de medidas", ha aseverado el presidente de la Fed, Jerome Powell. Esta propuesta acaba de lanzarse a consulta pública durante un periodo de 60 días.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin