Economía

Weidmann se deja querer para ser el próximo presidente del BCE

Jens Weidmann, presidente del Bundesbank

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, se mostró hoy dispuesto a sustituir al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, cuando éste concluya su mandato en octubre del próximo año.

"Creo que cada miembro del Consejo del BCE debe traer consigo la voluntad de actuar también en la política monetaria desde otro papel", dijo Weidmann en una entrevista con los diarios del grupo alemán Funke, al ser preguntado si está dispuesto a ocupar la presidencia.

El responsable del banco central alemán lamentó que la discusión sobre la sucesión de Draghi haya comenzado tan pronto y, respecto a los desafíos que afrontará el nuevo presidente del BCE, dijo que "no será más reaccionar a la crisis sino llevar a la política monetaria de nuevo a un terreno conocido y definir la estrategia para el futuro".

Weidmann, conocido crítico de la política monetaria actual ultra relajada del BCE, defendió que el programa de estímulos a través de las compras de deuda concluya a finales de este año, y abogó por que el banco anuncie pronto la fecha definitiva del fin de las adquisiciones.

"Para mí, las compras de deuda pública son y seguirán siendo un instrumento de urgencia para combatir una amenaza deflacionista", afirmó, y mostró su preocupación por los efectos colaterales de las mismas.

Apuntó que el eurosistema se convierte con ellas en el principal acreedor de los estados, lo que difumina la frontera entre la política monetaria y la financiera.

Weidmann suena desde hace tiempo como uno de los principales candidatos para sustituir a Draghi, un debate que ha vuelto a la primera línea tras la elección del ex ministro de Economía español Luis de Guindos como nuevo vicepresidente del BCE a partir del próximo 1 de junio, en reemplazo del portugués Vitor Constancio.

Los observadores consideran que la elección del español ha elevado las posibilidades de Weidmann para conseguir la presidencia del banco.

Alemania nunca ha ejercido la presidencia de la entidad monetaria europea y muchos consideran que es el momento de que la principal economía europea ocupe ese puesto.

El presidente del Bundesbank también se mostró implícitamente en contra de la propuesta del presidente francés, Emmanuele Macron, de crear un presupuesto para la eurozona y un ministro de Finanzas europeo.

En este sentido, dijo que las competencias deben ser trasladadas a nivel europeo "cuando podamos solucionarlas mejor que a nivel nacional, pero sólo en ese momento", recalcó.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin