Economía

Reino Unido permanecerá casi dos años más en la Unión Europea

  • Los medios critican la negociación de May con Bruselas
Imagen de EFE

Después del acuerdo alcanzado la semana pasada para el periodo de transición que terminará con la salida a todos los efectos de Reino Unido de la Unión Europea, por el país empieza a correr como la pólvora la pregunta de si de verdad merecía y merecerán la pena los casi cinco años que terminará durando el proceso. Y eso sin contar los que tardará el país en acoplarse a la nueva situación.

Medios tan influyentes como el Financial Times o The Times, que sin perder la crítica mantiene una línea editorial conservadora, empezaron a dar voz al murmullo que ya se extiende incluso por los corrillos tories de Westminster. Y es que resulta muy difícil para los sectores pro Brexit defender los logros conseguidos hasta ahora por el Gobierno de Theresa May.

A pesar de que sus representantes emplacen la recogida de resultados al 1 de enero de 2021 -"Es un premio que ninguno de nosotros debería perder de vista"- lo cierto es que lo único que ha conseguido la premier hasta la fecha es "recordarle más que nunca a los británicos por qué necesitan a la Unión Europea", como se ha podido leer en el Financial Times estos días.

Las peticiones de Bruselas

En términos del acuerdo de divorcio, los representantes del Ejecutivo liderado por May llevan desde que se conoció el resultado del referéndum hace ahora casi ya dos años fijando líneas rojas para, cuando llegaba el momento de la verdad, terminar saltándoselas y claudicando ante las peticiones que llegaban desde Bruselas.

Lo último, y lo que ha terminado por hacer estallar todas las dudas en los ciudadanos, ha sido el acuerdo para el periodo de transición que el Consejo Europeo refrendó el pasado viernes y que, de facto, mantiene a Reino Unido en prácticamente las mismas condiciones que si continuase siendo miembro. A pesar de que el Brexit, en teoría, será ya una realidad.

La suerte para Theresa May es que todo lo que suene a alargar la permanencia es música para los oídos de muchos sectores como el financiero, el educativo o el aeronáutico, que por el momento ven con tranquilidad cómo la fecha de salida se demora un año y nueve meses más.

El problema de la premier, más allá de que haya dejado insatisfechos a los suyos al ceder en prácticamente todo, es que está viendo cómo su país respira aliviado y casi celebra como victorias la no consecución de los objetivos originales del Leave, como la expulsión de inmigrantes o el abandono del Mercado Único y la Unión Aduanera.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

realidad
A Favor
En Contra

! Fuera piratas de Europa ¡

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
javiermu
A Favor
En Contra

A estas alturas, muchos, muchos británicos deben estar haciéndose esa famosa pregunta de "cariño, ¿pero cómo hemos llegado a esta situación?. Si pudieran volver atrás...

Puntuación 0
#2
Usuario validado en elEconomista.es
javiermu
A Favor
En Contra

A estas altunas, muchí­simos británicos deben estar haciéndose la misma pregunta: "Oh, my dear, ¿pero cómo hemos llegado a esta situación". Si pudieran dar marcha atrás...

Puntuación 2
#3