Economía

El plan de carreteras supondrá un coste de 300 millones en los Presupuestos a partir de 2021

Cuando Fomento empiece a pagar el canon anual por mantenimiento a las constructoras que ejecuten las nuevas vías

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Plan Extraordinario de Carreteras de 5.000 millones que el Ministerio de Fomento acomete en colaboración con la inversión privada tendrá un coste de unos 300 millones de euros anuales en los Presupuestos a partir de 2021, según indicó el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar.

Esa es la fecha en que se estima comiencen a entrar en servicio la veintena de tramos de carretera que incluye el plan y, por tanto, que la Administración empiece a pagar a las empresas que los construyan los cánones anuales por su mantenimiento.

Con el cobro de estos cánones, las constructoras recuperarán la inversión que avancen para construir las carreteras.

El 'número dos' de Fomento indicó que el importe de unos 300 millones que supondrá este canon anual a partir de 2021 no restará al Ministerio margen para acometer otras proyectos, dado que el Departamento suele contar con anualmente con un presupuesto de unos 1.000 millones de euros para construcción y alrededor de otros 1.000 millones para mantenimiento.

En su intervención en un foro organizado por 'Vozpopuli' y Executive Forum, Gómez-Pomar recordó que ya están en marcha las fases iniciales de los tres primeros proyectos de los veinte que comprende el plan, que suman una inversión de unos 1.300 millones de euros.

Con el Plan Extraordinario de Carreteras, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna pretende levantar financiación privada para sortear el impacto que el descenso que la inversión pública tiene en la construcción de estas infraestructuras, las más dependientes del Presupuesto público.

El plan comprende la construcción de una veintena de nuevos tramos de autovía, que sumarán unos 2.000 kilómetros de longitud y una inversión total de 5.000 millones.

ALUVIÓN DE CONTRATOS.

El programa se acometerá mediante el modelo de pago por disponibilidad, sistema por el que las constructoras adelantan la inversión para la construcción de la vía, que luego recuperan cobrando el referido canon de la Administración en función de su mantenimiento durante los treinta años en que se encargarán e su explotación.

Fomento ha avanzado que prevé licitar el aluvión de la veintena de proyectos del plan entre este año y el siguiente. Sólo este ejercicio se lanzarán contratos por unos 2.000 millones.

Según detalló Gómez-Pomar, las empresas que logren los contratos deberán aportar capital por el 20% del importe del proyecto y financiar el 80% restante, si bien para esta financiación pueden contar con el respaldo del BEI.

El Ejecutivo asegura que este plan de carreteras, además de mejorar el transporte, supondrá un retorno fiscal de unos 3.000 millones de euros y generará unos 189.000 puestos de trabajo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin