Economía

La Unión Europea mantendría influencia sobre Irlanda del Norte según el borrador del Brexit

La Unión Europea podría mantener gran parte de su influencia en Irlanda del Norte tras el Brexit, según un borrador del tratado publicado el miércoles que causó indignación en Londres y en Belfast mientras que la UE advertía de que se estaba agotando el tiempo para llegar a un acuerdo.

El negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, negó que la propuesta de evitar una "frontera rígida" perjudicial entre la UE y el Reino Unido en la isla de Irlanda debilitara los lazos constitucionales de Irlanda del Norte con el resto del Reino Unido y destacó que estaba abierto a que Reino Unido propusiera otras posibles soluciones para el dilema fronterizo.

"La vida cotidiana alrededor de la frontera debería seguir como hasta ahora", ha explicado Barnier a los periodistas tras la publicación del borrador del tratado de salida.

Sin embargo, subrayó que hay "poco tiempo" antes de que Reino Unido salga de la UE en exactamente 13 meses. Hizo un llamamiento a la primera ministra británica, Theresa May, para que "acelere el ritmo" de las negociaciones para que un tratado de salida, incluyendo los términos para mantener el statu quo durante un período de transición de dos años, pueda ser acordado este otoño y ratificarse por los parlamentos antes el próximo marzo.

Una preparación extrema

Reiteró que la UE se está "preparando para cada situación" en caso de que no se llegue a un acuerdo y la segunda economía más grande del continente abandone caóticamente la Unión Europea después de 46 años.

May, quien expondrá su punto de vista acerca de una relación de libre comercio con la UE tras el Brexit el viernes, dijo que ningún gobierno podría aceptar las propuestas de la UE y que trabajará para proteger la unidad de Reino Unido en las negociaciones.

La primera ministra descartó nuevamente una unión aduanera, algo que sus oponentes del partido laborista defienden como una manera de evitar controles perjudiciales en la frontera entre Irlanda y la UE.

Hablando en el parlamento en Londres mientras Barnier lo hacía en Bruselas, repitió que quería evitar una frontera rígida. Sus aliados probritánicos en Belfast, de quienes depende para lograr una pequeña mayoría y aprobar su legislación del Brexit, no escatimaron en ridiculizar las propuestas de Bruselas sobre un "área de regulación común" que comprende la UE e Irlanda del Norte.

"Esta es una sugerencia ridícula y exagerada presentada por Michel Barnier. No irá a ningún lado. El camino a seguir es entrar en las negociaciones comerciales y entonces, y solo entonces, sabrá cuáles deben ser los acuerdos fronterizos", dijo Nigel Dodds del Partido Unionista Democrático a BBC Radio Ulster.

El Partido de la Independencia del Reino Unido, que ayudó a forzar el referéndum en el que los británicos votaron por abandonar la UE en 2016, acusó al ejecutivo de la UE de tratar de "anexar" Irlanda del Norte.

Los sindicalistas temen que la creación de nuevas barreras con la parte continental británica pueda aumentar las posibilidades de futuras medidas para reunificar la provincia con la República de Irlanda, miembro de la UE. Barnier admitió que podría haber controles adicionales en el comercio entre Irlanda del Norte y el continente, pero ha señalado que no habría una "frontera".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado