Economía

La armadora del buque apresado alega que puede navegar por aguas argentinas de acuerdo con el derecho marítimo

Aetinape acusa a Argentina de "volver a usar a un barco español como rehén para mejorar la imagen interna de su gobierno"

Aetinape acusa a Argentina de "volver a usar a un barco español como rehén para mejorar la imagen interna de su gobierno"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 (EUROPA PRESS)

La armadora del buque 'Playa Pesmar Uno', apresado por autoridades argentinas acusado de pescar "ilegalmente" en Zona Económica Exclusiva de su país, alega que le asiste el Derecho Marítimo Internacional para poder navegar por esas aguas sin pescar.

De ello informa la Asociación Española de Titulados Náutico Pesquera (Aetinape) en un comunicado, en el que apunta que "el buque pesca en Malvinas, pero descarga en Uruguay, por lo que es normal que se aborde la ruta del traslado en línea recta sobre aguas argentinas".

Sobre esta actuación, Aetinape ha acusado a Argentina de "volver a usar a un barco español como rehén para mejorar la imagen interna de su gobierno". Por ello, considera que la UE "debería utilizar su fuerza financiera para obligar" al país austral a "mitigar sus acciones populistas" contra embarcaciones que "pescan legalmente en el Atlántico Sur".

A renglón seguido, sostiene que "la finalidad" de estas actuaciones "es de carácter político interno". Por un lado, reivindicar "la ansiada soberanía sobre las Malvinas", pues "la detención de un buque europeo les proporciona una gran visibilidad internacional y provoca una apelación a las fibras nacionalistas de la población, algo que suele beneficiar al gobierno de turno".

Por otra parte, se encuentra "la aspiración" de Argentina a "ampliar la Zona Económica Exclusiva a más de 200 millas", después de haberlo propuesto "varias veces ante la ONU" sin resultado.

"DEBILIDAD ABSOLUTA" DE LA TRIPULACIÓN

Así, esta asociación se refiere a la "debilidad absoluta en la que se encuentra la tripulación del 'Playa Pesmar Uno", propiedad de la armadora Pesquerías Marinenses, al ser acusada de pescar en zonas prohibidas, pues Argentina "presenta pruebas ante sus propios jueces y crean condiciones propicias para acusar a los trabajadores del mar españoles".

"La ausencia de una autoridad imparcial en un caso como este define un estado de cosas profundamente injusto", lamenta Aetinape en el comunicado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin