Economía

Economía (Amp)- Fernández Ordóñez asegura que el miedo a disparar el déficit retrasó la inyección de recursos a la banca

Dice que las cajas de Madrid, Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia y Castilla y León llegaron a ser un "enorme problema"

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El exgobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez ha explicado que la decisión de minimizar la utilización de recursos públicos para abordar la crisis financiera se debió al miedo de disparar el déficit público y a la "delicada situación de las finanzas públicas", pero ha reconocido que esta estrategia "multiplicó y dilató el trabajo de reestructuración".

"El impacto en los mercados de un intenso y súbito aumento del déficit público podría haber arrastrado al colapso a toda la economía", ha dicho Fernández Ordóñez que, en todo caso, ha subrayado que "es evidente que la estrategia de minimizar recursos públicos multiplicó y dilató el trabajo de reestructuración".

El que fuera máximo supervisor del sector financiero español entre 2006 y 2012, esto es, en los años inmediatamente anteriores al estallido de la crisis y durante los primeros años de la misma, ha realizado estas manifestaciones durante su comparecencia este lunes en el Congreso ante la comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro.

En ella, Fernández Ordóñez ha aseverado que "España no estaba preparada" para la crisis de su sistema financiero, pues las herramientas con las que contaba "no servían", ya que la normativa no estaba adaptada a las exigencias de resolución "ni contemplaba que las cajas iban a crear problemas".

En todo caso, el gobernador del Banco de España durante gran parte de la etapa de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha defendido la labor regulatoria que se realizó para afrontar la crisis, aunque ha lamentado que no se llegaran a hacer antes, pues supuso "un doble trabajo". "Mientras el buque se hundía fue necesario fabricar barcas de salvamento", ha aseverado.

LA REFORMA DE LAS CAJAS

Durante su intervención, el exgobernador ha reconocido que "se cometieron errores específicos en España" que provocaron el estallido de la crisis, el principal el del retraso para acometer la reforma de las cajas. "Si (el sector) se hubiera reformado no hubiera sucedido lo que ha sucedido", ha llegado a decir.

Así, aunque cree que no todas las cajas supusieron un problema, ha dicho que en líneas generales estas entidades representaron un "enorme problema", y ha citado, sin mencionar entidades, a las radicadas en la Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia, Cataluña y Castilla y León.

Asimismo, ha señalado que también deberían de haberse adoptado "medidas macroprudenciales" para frenar el crédito, particularmente en la construcción, así como "reformas estructurales" en la economía, y una política fiscal anticíclica que compensara la demanda de tipos de interés bajos.

"VISION POSITIVA"

En todo caso, Fernández Ordóñez ha defendido las medidas adoptadas entonces para favorecer la reestructuración del sistema financiero --ha reconocido que tiene una "visión positiva" de la gestión realizada-- y ha llegado a manifestar que estas reformas "permitieron que, desde que se inició la crisis del euro hasta finales de 2011, los indicadores económicos se mantuvieran en niveles alejados a la amenaza del rescate".

Así, ha recordado que en diciembre de 2011 la prima de riesgo española se encontraba en mejor situación que la de otros países con problemas, como Italia e Irlanda. Además, ha destacado que fue durante los seis primeros meses de 2012 cuando se produjo "un hundimiento en la confianza de la economía, llegando a niveles inimaginables".

En ese período, ha recordado, la Bolsa española cayó un 20% mientras que la francesa crecía un 3% y la alemana un 10%, disminuyendo la confianza en las entidades financieras, cerrándose los mercados y produciéndose "la necesidad de pedir el rescate".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin