Economía

El tirón del consumo privado eleva el crecimiento de Alemania un 0,6%

  • El superávit del Estado se situó en los 18.300 millones de euros, el 1,1% del PIB.

La economía alemana registró un avance del 0,6 por ciento de su PIB en el segundo trimestre del año gracias al repunte del consumo privado. Así, la política económica de "deuda cero" que desde hace varios ejercicios practica el Estado alemán está dando sus frutos, y en el primer semestre del año su superávit aumentó en 18.300 millones de euros, el equivalente al 1,1 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

Esta cuenta resulta de sumar al décifit del Estado central de 2.500 millones los números positivos de los Länder (Estados federados), los municipios y la Seguridad Social, que fueron de 20.800 millones de euros en total entre los tres.

Los datos, ofrecidos por la Oficina Federal de Estadística (Destatis), muestran que en la comparación intertrimestral las contribuciones positivas provienen de la demanda interna, es decir, del precio dispuesto a pagar por los consumidores, las empresas y el Estado. Uno de los motores ha sido el gasto por hogar, que aumentó en el segundo trimestre de 2017 un 0,8 por ciento. También subió el gasto estatal en un 0,6 por ciento (y se redujo la contracción de nuevas deudas hasta haber saldado las ya contraídas, una de las recetas del ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble). Los activos de las empresas también subieron en un 1,2 por ciento en maquinaria y equipos y un 0,9 por ciento en la construcción.

Por su parte, las exportaciones crecieron un 0,7 por ciento en el segundo trimestre, frente al 1,6 de los tres primeros meses, mientras las importaciones aumentaron un 1,7 por ciento, tras subir un 0,4 en el primer trimestre.

Crece la recaudación

Sobre la recaudación, la principal fuente de ingresos del gobierno central procede, como viene siendo habitual, de los impuestos. Se obtuvieron 384.200 millones de euros, un 5,4 por ciento más que en ejercicios pasados. Esta expansión económica vino acompañada, asimismo, de la subida en un 4,3 por ciento de los salarios brutos en el último trimestre y un 3,7 por ciento en los salarios netos. En promedio, los sueldos subieron un 2,5 por ciento acompañado de un incremento del 1,7 por ciento del número de empleados si se compara con el mismo trimestre del año anterior. Los ingresos totales de los hogares aumentaron en la misma proporción que sus gastos de consumo finales, es decir, un 3,2 por ciento.

Así, la predicción del Instituto de Economía (IW) que auguraba un "verano dorado" en cuanto al crecimiento económico se están cumpliendo, a pesar de que el Ministerio de economía predijo que habrá una leve ralentización en el tercer trimestre de 2017.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin