Economía

"Hay que dejar quebrar a las empresas automovilísticas antes de darles ayudas"

Paul Samuelson, Premio Nobel de Economía en 1970.

Paul Samuelson ya no vive aquí, pero recuerda, con nostalgia, su época de estudiante en la Chicago University, hace ahora 73 años. El Premio Nobel de Economía en 1970 conserva una clara imagen de los años de la Gran Depresión, cuando "desde las ventanas de la universidad veía un mundo muy diferente del que describían los libros de texto, un mundo de gente pobre y de desesperación". Análisis en Ecotrader: El fantasma de la quiebra de GM se pasea por Wall Street.

Fue aquí, en Chicago, donde comenzó la aventura de Barack Obama y donde Samuelson estudió entre los neoclásicos y los conservadores, para terminar encontrando su propio camino. Un camino más intervencionista y keynesiano, ante la evidencia del desastre que se había consumado en aquella época. Primero con el hundimiento de la bolsa en 1929 y, después, con la Gran Depresión.

Entonces Samuelson abandonó el conservadurismo, que dominaba en su escuela de Chicago, para comenzar un recorrido muy diferente, que él mismo califica de centrista.

Los recuerdos se agolpan en su mente, pero entre ellos prevalecen, sobre todo, dos hechos que hoy, a sus 93 años, le proporcionan fuerza y al mismo tiempo estupor: la catástrofe financiera de los últimos meses, muy similar en su dinámica a la de los años 30, y la llegada de un afroamericano a la Casa Blanca. "Nunca hubiera creído que iba a ver ni lo uno ni lo otro. Ni me lo podía imaginar. A mis 93 años, todavía hay algo que consigue sorprenderme, un privilegio extraordinario para una persona de mi edad".

Profesor, ¿hay alguna otra cosa que consiga sorprenderlo?

La testarudez del género humano. Ésta era una crisis anunciada. Bear Stearns era el intermediario del Long Term Capital, la primera voz de alarma que sonó, hace diez años, para pedirnos que prestásemos atención a la situación. Pero hacer dinero a corto plazo era más importante que la certeza de la estabilidad a largo plazo. Lo que está meridianamente claro es que la culpa es nuestra.

Fue Wall Street el que abrió el camino del desastre económico, por el que, después, se puso a caminar el resto del mundo. Fueron nuestros profesores, algunos alumnos míos, los que desarrollaron teorías para la distribución del riesgo, que se mostraron después fatales por un simple error: no tuvieron en cuenta la insaciabilidad del género humano.

¿Qué quiere decir?

Imagine que tiene un bate de béisbol en sus manos y quiere hacer equilibrios con él. Si lo intenta, puede incluso llegar a mantenerlo derecho sobre un dedo. Pero si el bate se torna tan grande como el emblemático Empire State, entonces ya resultará imposible mantenerlo en equilibrio en la mano. Nuestro pecado fue el gigantismo incontrolado. Serán necesarias nuevas reglas. Pero atención, las reglas no pueden estrangular al enfermo.

¿Qué le preocupa al mirar al futuro inmediato?

Que el péndulo de la ideología se vaya demasiado a la izquierda. Me horroriza la idea de que el Senado pueda disponer de una mayoría de 60 votos demócratas, que impida el obstruccionismo. Eso significaría que se podrán realizar con absoluta libertad políticas que podrían ser muy dañinas para el país.

Por ejemplo, aumentar los gastos inútiles, para contentar a determinadas bases políticas. O reforzar los sindicatos, que han ocasionado muchos perjuicios al país con su excesiva rigidez, que tanto daño hizo a las automovilísticas.

¿Se volverá atrás, a poner en marcha políticas como el 'New Deal'?

Nunca se vuelve atrás. El mundo de hoy es diferente. Hay nuevos retos. Por ejemplo, los medioambientales, que son centrales para el desarrollo. El mundo cambia. Mi consejo es mirar hacia adelante. Es muy sencillo: que no se abandone el centro.

Soy un centrista porque sé, por la historia económica, cuáles son los peligros que se pueden derivar de los movimientos extremistas, tanto del excesivo liberalismo como de lo que experimentamos antes de la crisis, es decir de la excesiva centralización y rigidez. Mire, Marx y Mao eran unos imbéciles, que no tenían idea de cómo gestionar una economía. El nuevo presidente tendrá que situarse en el centro político.

Hablemos de un reto concreto. ¿Es partidario de salvar la industria automovilística, como se salvó la banca?

No. Y si se tiene que activar un paquete de ayudas, primero las empresas tienen que quebrar. Hay que tener el coraje de reconocer que los equipos directivos se han equivocado. Pero que también se equivocaron los sindicatos al reivindicar derechos que están fuera de los modelos competitivos internacionales.

Se necesitarán importantes paquetes para estimular la economía. ¿Le preocupan las consecuencias de todo ello sobre el gasto público?

Los estímulos son importantes. Pero tienen que ser inteligentes. Desde siempre se ha impreso dinero para reencauzar a una economía con dificultades. Sabemos cuáles son los peligros: la hiperinflación. También en el caso americano el proceso conducirá a la inflación. Pero no creo que la tasa vaya a superar el 10 por ciento.

¿Y Europa? Hay quien aconseja al BCE que se ocupe sólo de la inflación y del gasto público.

Que se olvide de esos consejos. No se puede razonar como si estuviésemos en una fase normal de ajuste cíclico, que puede superarse con pequeñas medidas. El reto es histórico y el BCE está actuando con cierto retraso. Tendrá que cambiar de filosofía. Tendrá que colocar la recesión por delante del peligro de inflación. Es una cuestión de inteligencia, no de reglas. Por eso, estoy seguro de que los Gobiernos nacionales ignorarán a Bruselas.

Me hacen sonreír las reivindicaciones de los burócratas que enarbolan los manuales. No habrá ni un solo país que pueda salvarse en solitario. Lo haremos todos juntos y por lo tanto estaremos y estamos todos en el mismo barco.

¿América está en declive?

La fuerza económica americana ha sufrido un duro golpe. No sé si conseguiremos recuperar el predominio económico del pasado. Pero sí estoy convencido de una cosa: que nuestra debilidad relativa se habría producido con o sin crisis, aunque sólo sea porque China y la India avanzan. Hablamos de globalización. Un fenómeno que se va a quedar. Eso sí, una pequeña ralentización no nos hará daño. Lo que necesitamos hoy es eclecticismo, no trampas legalistas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum24

jiji
A Favor
En Contra

Los economistas son unos especialistas adivinando el pasado

Puntuación 21
#1
norberto
A Favor
En Contra

¿y porqué se ayuda a los bancos ; acaso no son empresas privadas también ?.

Puntuación 13
#2
José María
A Favor
En Contra

Pasa para casi todo, es mucho más fácil saber de que ha muerto un paciente que averiguar que le pasa a uno vivo y salvarlo.

En general es difícil predecir algo en lo que las reglas no son fijas.

Puntuación 12
#3
Darkland
A Favor
En Contra

Como dice en la entrevista el inicio guarda un paralelismo evidente con el 29. Ahora falta la segunda parte, la generalizáción del proteccionismo nacionalista que ahogue el comercio internacional y progresivamente retraiga el PIB mundial. A nuestro favor que parece haber consenso entre economistas de todas las ideologías sobre el peligro que esto representa. En contra el que la tentación es extremadamente fuerte. Por ejemplo Sarkozy ya se ha pasado al lado oscuro de la fuerza.

Puntuación 17
#4
yoy
A Favor
En Contra

Así yo también adivino las cosas; Estos economistas... hace unos años, estábamos en una época de bonanza, de vacas gordas;

...no me jodas, no me creo que esto lo vieran venir (si lo vieron, no lo quisieron decir).

Economistas de pacotilla

Puntuación -3
#5
Victorio
A Favor
En Contra

La quiebra de la economía se debe a que los que la Administran o los que son dueños supuestos,son los primeros en aprovecharse de los capitales bajo su custodia. y los gobiernos tratan de salvarla aportando sus reservas que son de toda su población,protegiendo de esta manera a los iresponsables, lo que conduce posteriormente a peores crisis

Puntuación 6
#6
jornalero
A Favor
En Contra

la verdad es que hay pocos politcos metidos en la industria del automocvil..

esa es la conclusion, no hay mas

Puntuación 10
#7
Eduardo Ponce
A Favor
En Contra

SERIA INTERESANTE SABER SI SAMUELSON ESTA DE ACUERDO EN LAS MEDIDAS DE SALVAMENTE DE LA BANCA (NO SE MENCIONA EXPLICITAMENTE EN LA ENTREVISTA), PERO UNO PUEDE DEDUCIR DE LO QUE OPINA SOBRE LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ, QUE LA BANCA DEBIO TAMBIEN PRIMERO QUEBRAR,PUES SUS DIRECTIVOS COMETIERON TAMBIEN SERIOS ERRORES.SERIA INTERESANTE TAMBIEN QUE LA ECONOMIA DISPONGA DE UNA TEORIA DE LA CRISIS , LA CUAL NO EXISTE EN NINGUN LIBRO DE ECONOMIA .

Puntuación 12
#8
español de tu pueblo
A Favor
En Contra

No solo automovilisticas.Las que lo hayan hecho mal...

y en los bancos que devuelvan el dinero a sus clientes y liquidados...A SANEAR EL COTARRO, ENTONCES CRECEREMOS CON FUNDAMENTOS Y NO PARCHEANDO Y TAPANDO LOS DESFALCOS,MALA GESTION,.... VOLVEMOS AL MISMO SITIO Y LOS GOLFOS ENCANTADOS (SOLO HA SIDO UN SUSTO Y OTRA VEZ A LO SUYO).

NO CON MI DINERO. NUNCA MAS. MIRA MIS MANOS, HABER LAS TUYAS

esto para zp

Puntuación 1
#9
Jose Antonio
A Favor
En Contra

Samuelson es posiblemente el mejor economista que hay en el mundo, Krugman no le llega ni a la suela de los zapatos. Por eso si algun politico leyera esta entrevista deberia tener en cuenta lo que dice, porque se aprende más en una entrevista con Samuelson que escuchando a 100 economistas de pacotilla de los que tanto abundan en España y Europa.

Puntuación 18
#10
Econolistus
A Favor
En Contra

Creo que no hay que tratarnos a todos por igual. Algunos Economistas llevamos tiempo diciendo que el Crecimiento Sostenido de los últimos 10 o 15 años, que no "Sostenible" como viene siendo moda llamarlo, tiene un límite, y el modelo económico ya ha mostrado las primeras fisuras de la misma forma que lo hace el motor de un F1 con unas vueltas de más.

Es cierto que una gran parte del gremio se ha creido que esto es jauja, sin considerar que de nuestras decisiones dependen familias enteras, pero aquellos que ahora nos critican, que hagan algo de autocrítica y miren que su economía doméstica, lejos de estar saneada, también sufre excesivo y absurdo endeudamiento, pidiendo créditos para comprar muebles, tele, consolas, segundo coche y vacaciones, buscando el beneficio inmediato, dejando de lado el ahorro y la viabilidad a largo plazo de la propia economía doméstica.

Aquí todos tienen cosas que callar, señores.

Puntuación 2
#11
Alejandro Velasco
A Favor
En Contra

Hay que bajar el IVA 3 puntitos, y bajar el tipo de interés al 2%, esto haría funcionar la máquina, la inflación se dispararía, pero eso es lo de menos, hay que incentivar el consumo, la productividad y la competitividad.

Puntuación -10
#12
Para "español de tu pueblo"
A Favor
En Contra

"NO CON MI DINERO. NUNCA MAS. MIRA MIS MANOS, HABER LAS TUYAS"

¿haber las tuyas?

Bustos Sousa, Manuel. Breve ortografía escolar: tratado completo de ortografía : método viso-auditivo. Barcelona: Ediciones Octaedro, 1995

Puntuación -2
#13
Memeo
A Favor
En Contra

Las empresas de coches deben dejar de hacer coches con tanto valor añadido, ya que tienen de todo de mas, excepto coherencia. Se hacen coches para ricos, para presuntuosos, para capullos, pero no se hacen coches, salvo honrosas excepciones,para desplazarse. Despues de tropecientos años no he sido capaz de averiguar porque desaparecio el motor refrigerado por aire...mucho mas economico de producir, lo que se objetaba de mas consumo y mas ruido hoy en dia son objecciones risibles....

Puntuación 3
#14
wrwe
A Favor
En Contra

Si este economista es de centro, yo soy monje

Puntuación 2
#15
Charly
A Favor
En Contra

Por lo que veo existe mucha gente sub normal que esta a favor de dejar que quiebre la banca. No se dan cuenta de que si eso pasa perderian el dinero que tienen ahorrado.... Si quiebra la industria automovilistica lo unico que pasa es que la gente que ahi trabaja pues se queda sin empleo..... que tampoco es poca cosa.

Estos subnormales no se dan cuenta que al quebrar una institución los directivos que provocaron su quiebra continuaran siendo millonarios.... en cambio el "empleadillo" y el ahorador serán los unicos que quedaran mas arruinados que el que canta en el metro

Puntuación 2
#16
ed
A Favor
En Contra

VIVIMOS EN UNA BURBUJA MENTAL Y NO TENEMOS NI IDEA DE LO QUE SIGNIFICA LA PALABRA SOSTENIBILIDAD.Pagamos 40 millones de pelas por una casa que en Africa se la hacen de ramas y barro en 2 dias,eso es sostenibilidad.Como podemos pagar 100 € por unas zapatillas que han sido hechas en Asia por alguien que ha hecho 500 en un dia y ha ganado 1 dolar por ello.Sostenibilidad no quiere decir que los pobres sostengan a los ricos como pasa con el tema de la vivienda,sostenibilidad implica muchas cosas que ni imaginamos porque nuestros politicos estan muy ocupados contando votos y no les interesa ni la educacion ni el saber,eso nos haria libres y no interesa,tendrian que currar.

Puntuación 4
#17
eer
A Favor
En Contra

La quiebra del sistema financiero ni puede ni debe darse;todo se hace con dinero menos la ignorancia de muchos,que no invirtieron en saber y les saldra caro.La quiebra del sistema financiero supondria hambre y miseria para estos ignorantes y para todos,niños,ancianos......Afortunadamente nuestros sistemas financieros son fuertes ,blindados y los politicos aunque inoperantes saben que el sistema financiero mantiene a salvo todo un pais y merece todo su apoyo,eso si a los mangantes hay que ajusticiarles por jugar con nuestro pan y el de nuestros hijos.

Puntuación -1
#18
JUAN
A Favor
En Contra

SI NO HAY DEUDA NO HAY DINERO, SI NO NOS CONCEDEN PRESTAMOS LA ECONOMÍA SE PARA. PARA REMEDIARLO QUÉ SE PROPONE:

GASTO PÚBLICO Y AYUDA A LOS BANCOS.

YO PROPONGO QUE GASTEN NUESTRO DINERO PERO QUE COMO LECCIÓN SE CREEN NORMAS QUE EXIMAN A LOS GOBIERNOS DE PAGAR INTERESES Y OBLIGUEN A LOS BANCOS A CONCEDER ESOS CREDITOS A LOS GOBIERNOS EN UN DETERMINADO PORCENTAJE DE SU CAPITAL.

ÁNIMO.

Puntuación 1
#19
Eduardo
A Favor
En Contra

Vamos a ver, este tipo por mucho nobel que tenga sigue en las mismas trece que los que han provocado este cataclimo. De centrista nada, de derecha y punto. Que los sindicatos han sido inlexibles y no se adaptan a la ecomonia globalizada... claro a este tio le encantaría ver a niños de EEUU y la UE cosiendo balones de Nike. NO TE JODE.

Puntuación 1
#20
baragua
A Favor
En Contra

Haberlas haylas

Puntuación 0
#21
Emilio S
A Favor
En Contra

no hay otra que convertir la industria en industria de auos tos limpios, electricos u otrasopciones, asi volveran a vender unidades....

a veces nos ahogamos en un vaso de agua...

que pasaria seat si en 2 años ya tienen produccion de coches electricos?, yo le compraría acciones...

Puntuación 0
#22