Economía

Las elecciones holandesas reabren la batalla por el liderazgo del Eurogrupo

  • Las reglas internas del órgano exigen que su presidente sea ministro
  • Guindos cree que Dijssebloem no debe dimitir como presidente del Eurogrupo
El ministro Luis de Guindos, con su homólogo Jeroen Dijsselbloem.

Cuando la UE trata de superar el peor momento en sus seis décadas de historia, nadie tiene ganas, ni en las capitales ni en las instituciones, de abrir una nueva discusión por las sillas de poder. Sin embargo, la batalla parece inevitable justo tras las elecciones en Holanda y la protesta por el monopolio del PP europeo en las presidencias de las tres principales instituciones comunitarias. Estallará por el frente que más interesa a España: la Presidencia del Eurogrupo.

El varapalo que ha recibido el partido laborista PvdA -perdería 29 escaños, pasando de los 38 anteriores a tan sólo 9- del actual responsable del cargo y titular de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, le apartaría probablemente de la cartera ministerial.

Aún pasarán días, si no semanas, antes de formarse Gobierno, tiempo durante el que Dijsselbloem se intentará agarrar a la silla hasta que se sepa si su partido queda fuera de la coalición en el poder. Si finalmente eso sucediera, al holandés le resultaría muy difícil permanecer al frente del encuentro de los ministros de Finanzas del euro.

Aunque fuentes europeas defienden que podría permanecer hasta enero de 2018 en el cargo de presidente del Eurogrupo aunque dejara de ser ministro de Finanzas con los cambios en el gobierno después de las últimas elecciones en Holanda.

Las fuentes precisaron que las reglas vigentes establecen que el candidato al cargo de presidente del Eurogrupo tiene que ser ministro de Finanzas, si bien no es necesario ocupar este cargo para continuar en la presidencia.

¿Se debe ser ministro?

El protocolo número 14 del Tratado de la UE sobre la Presidencia del Eurogrupo no aclara si se debe ser ministro para ostentar el cargo, pero las normas internas de funcionamiento del Eurogrupo, vistas por elEconomista, estipulan con total claridad que los candidatos "deben ocupar la posición de ministro de Finanzas" y añade que deben haber adquirido experiencia en el funcionamiento del Eurogrupo y contar "con un reconocimiento general" por su dominio de la unión económica y monetaria.

Cuando el ministro español Luis de Guindos le disputó la presidencia a Dijsselbloem, que finalmente consiguió retener en julio de 2015, el holandés argumentó que había que ser ministro para presidir el Eurogrupo. Entonces Guindos podía haberse quedado fuera del Gobierno tras las elecciones de diciembre de ese mismo año.

El pasado enero, y con las encuestas ya seriamente en su contra, Dijsselbloem evitó pronunciarse al ser preguntado. "Mi ambición es permanecer como ministro de Finanzas en Holanda, y eso solucionará cualquier otro asunto" comentó. A favor del holandés, al menos para mantenerle en la silla hasta que concluya su mandato a finales de este año, juega el poco apetito de abrir una agria carrera por las riendas del núcleo duro del euro. Además, tras un agitado arranque, ha conseguido ganarse el respeto de sus colegas por su efectividad. Por último, fuentes europeas comentan que estas normas internas del Eurogrupo, de 2008, pueden ser enmendadas por sus colegas del euro.

Guindos no contaría además con el viento de cola. Aunque sigue entre los favoritos y goza del respeto de sus compañeros, su elección implicaría que otra silla de poder iría a parar al PP europeo. Guindos oculta de momento sus intenciones.

Tras su derrota en 2015, no se expondrá sin la certeza de que resultará ganador. La otra opción vista con buenos ojos es la del eslovaco Peter Kazimir. Como socialista, evitaría agrandar el desequilibrio en la cúspide europea. Como Dijsselbloem, es amigo de la disciplina fiscal tanto o más que candidatos de centro-derecha como Guindos.

De Guindos cree que Dijssebloem no debe dimitir

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho hoy que no cree que el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, deba dimitir de este cargo tras el resultado de las elecciones holandesas, que previsiblemente acarreará su relevo como titular de Finanzas de Holanda.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en el Spain Summit 2017 que organiza The Economist, el ministro ha evitado responder a la pregunta de si tiene pensado postularse de nuevo a la presidencia del Eurogrupo, una vez que la continuidad de Dijsselbloem está en cuestión.

"Tenemos un presidente del Eurogrupo y es el ministro de Finanzas de Holanda, no adelantaría acontecimientos. Estará en todo el proceso de negociación y formación del Gobierno de Holanda, (...) en esas especulaciones no entro en este momento", ha afirmado el ministro.

De Guindos trató de hacerse con el puesto al término del primer mandato de Dijsselbloem, quien no obstante logró renovar su cargo hasta finales de este año

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud