Economía

Conservador e italiano: así es Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento Europeo

  • Italia coloca a tres nacionales entre los cinco puestos de mando de la UE
Antonio Tajani, nuevo presidente del Parlamento Europeo. Reuters

El conservador italiano Antonio Tajani reemplaza al socialdemócrata alemán Martin Schulz en la presidencia del Parlamento Europeo. Tajani afirma que será "el presidente de todos", y respetará a todos los diputados y grupos. Recordó de manera especial, en su discurso inaugural, a los parados y las víctimas de los terremotos en Italia.

Tajani, miembro fundador a finales de 1993 de la Forza Italia de Silvio Berlusconi, ganó en la cuarta ronda de votaciones al socialdemócrata Gianni Pittella también italiano. Licenciado en Derecho por la universidad La Sapienza de Roma, Tajani cuenta igualmente con formación militar y sirvió en la Fuerza Aérea italiana. En 1982 empezó una carrera como periodista para Il Giornale, Il Settimanale y para RadioUno. Habla con fluidez, amén de su idioma materno, español, francés e inglés.

Eurodiputado a partir de 1994 después de ser portavoz de Berlusconi, en 2002 Tajani fue elegido además vicepresidente del Partido Popular Europeo. Entre 2008 y 2014 fue uno de los cinco vicepresidentes del órgano ejecutivo presidido por el portugués José Manuel Durão Barroso. En ese periodo fue comisario de Transporte (2008-2010) y de Industria y Empresa (2010-2014).

Durante su mandato, según lo publicado en los últimos meses, hizo la vista gorda ante los informes internos que advertían del dieselgate, el escándalo de los coches trucados con un software que disimulaba sus emisiones contaminantes. Cuando menos, se le reprocha haber ignorado todos los avisos sobre un posible fraude en ese sentido.

El nuevo presidente es un gran amigo de España. Intercedió en el conflicto entre Sacyr y Panamá por los sobrecostes del Canal. Y fue el principal aliado del Gobierno de Mariano Rajoy frente al entonces comisario de Competencia, el socialista Joaquín Almunia, para minimizar la sanción por las ayudas a los astilleros españoles. Entre bromas se decía que el romano había sido el "mejor comisario español".

El perfil bajo de Tajani es por completo opuesto al de su antecesor, que dotó al cargo de un fuerte contenido político y una gran visibilidad. Considera que como presidente del Parlamento no le corresponde impulsar una agenda política. No va a promover ningún programa político sino que se limitará "a ser la voz del Parlamento".

Quiere que la presidencia vuelva a ser un órgano formal y protocolario. Su función se centrará, por un lado, en supervisar el presupuesto y las actividades del órgano legislativo, asegurando que los procedimientos parlamentarios sean conducidos de forma apropiada. Por el otro, tratará de representar este órgano a nivel internacional.

A Tajani, quien desde julio de 2014, tras las últimas elecciones europeas, era el primer vicepresidente de la Eurocámara, no le faltan detractores. No es el estratega más brillante de la Asamblea, ni tampoco el mejor orador. Nunca ha renegado del cavaliere y su pasado, aunque eso implique un lastre. Algunos medios han expresado dudas sobre su idoneidad para el cargo. Politico Europe le ha descrito como "precisamente el tipo de funcionario profesional, poco carismático, que le da a la UE su reputación de burocracia distante".

Pese a ello, Tajani logró el mes pasado imponerse en las primarias del PPE. Ahora ha superado sin excesiva dificultad al resto de candidatos tras conseguir el apoyo del Partido de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa, grupo que incluye a Ciudadanos y el Partido Demócrata Catalán. Más cuestionable es el hecho de que también le respaldara la derecha euroescéptica donde se sientan partidos conservadores gobernantes en Reino Unido y Polonia, fuertes críticos de la UE. Para ganar su voto, Tajani declaró que los problemas de la Unión no pueden ser resueltos con "más y más Europa".

Recuperar la mediación

El PPE supo transmitir su mensaje de que Europa necesita un mediador. Es decir, no tanto que el presidente del Parlamento sea fuerte, sino que ésta sea una institución fuerte bien representada. ¿Generará menos reacciones viscerales que Schulz? Ciertamente su conservadurismo sumado a algunas declaraciones polémicas en asuntos sociales alarman a buena parte de la cámara.

Aunque Tajani es consciente de sus limitaciones, aporta su veteranía y un conocimiento del funcionamiento institucional. Este político de 63 años es descrito en Bruselas como hombre inteligente y leal, apreciado por su estilo franco.

Se espera que lleve a cabo una labor de mediación tras la ruptura de la "gran coalición" entre conservadores y socialdemócratas, que había servido para elegir a Schulz y aprobar en el Parlamento la mayoría de las iniciativas legislativas de los últimos años. Actualmente, los conservadores ostentan el mando de las instituciones principales de la UE.

Como Tajani, son conservadores el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Ello, sumando a Federica Mogherini, alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y a Mario Draghi, al frente del Banco Central Europeo, supone que Italia coloque a tres nacionales entre los cinco cargos de más poder en la estructura de la Unión Europea.

Su currículum

Personal: Nació en 1953 en Roma. Casado y con dos hijos.

Carrera: Jurista, periodista y político. Fundó 'Forza Italia' junto a Silvio Berlusconi.

Trayectoria: Comisario europeo entre 2008 y 2014. Ha rechazado la indemnización a la que tenía legalmente derecho como ex comisario (468.000 euros) por "razones éticas".

Curiosidad: Desde 2015 una calle en Gijón lleva su nombre por evitar el cierre de la planta automovilística Tennecosum

Aficiones: Pasión por el fútbol.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin