Economía

El Gobierno británico estudia comprar acciones de Royal Bank of Scotland y Barclays

El mercado conoció ayer los planes del Gobierno británico de acudir al rescate de las entidades en dificultades con la compra paquetes de acciones, en el caso de que los problemas financieros se agravasen. Lo que el mercado no podía imaginar es que los primeros en recibir la ayuda podrían ser dos grandes bancos como Barclays y Royal Bank of Scotland. No obstante, Barclays ha desmentido "categóricamente" haber pedido dinero al Gobierno.

Según informa Bloomberg, que cita a dos fuentes anónimas cercanas a la operación, el Ejecutivo británico podría invertir al menos 45.000 millones de libras (57.800 millones de euros) en bancos del Reino Unido, incluidos el Royal Bank of Scotland (RBS) y Barclays, con el objetivo de aportar fondos a las entidades castigadas por la crisis de liquidez y las pérdidas causadas por los activos hipotecarios.

El gobernador del Banco de Inglaterra (BoE), Mervyn King, se reunió ayer con los presidentes ejecutivos de RBS (RBS.LO) y Barclays (BARC.LO), Fred Goodwin y John Varley, para negociar la inversión gubernamental, han señalado las citadas fuentes, que prefirieron no ser identificadas porque el encuentro fue confidencial.

La cadena de televisión BBC asegura que en esa reunión también estuvo presente el consejero delegado de Lloyds (LLOY.LO), Eric Daniels. Según informa este medio de comunicación, los tres bancos estimaron que podrían necesitar 15.000 millones de libras (19.252 millones de euros) cada uno. Los primeros 7.500 millones serían recibidos de forma inmediata. Los 7.500 restantes se aportarían más adelante y sólo en caso de que fuera necesario.

Plan de ayuda

El diario bitánico The Daily Telegraph publicó ayer que el ministro de Economía británico ha explicado que, en el caso de que los problemas financieros se agravasen, el Gobierno acudiría al rescate de las entidades comprando paquetes de acciones

De acuerdo con la información publicada en el periódico, Alistair Darling podría inyectar miles de millones de libras en el sistema bancario mediante la compra de títulos de las entidades, después de haber nacionalizado Bradford & Bingley y, anteriormente, Northen Rock.

Bloomberg estima que RBS, Barclays, Lloyds TSB Group y otras tres grandes entidades británicas tienen que hacer frente a deudas de 54.000 millones de libras (69.319 millones de euros) a finales de marzo de 2009, en una situación de fuerte encarecimiento de los préstamos. El total, que incluye bonos, préstamos y papel comercial, es el triple de la cifra a la que tuvieron que hacer frente durante el mismo periodo del año anterior.

Sólo RBS tiene cerca de 11.500 millones de libras en obligaciones cuyo pago tendrá que afrontar en los próximos seis meses. Mientras que las cifras de Barclays ascienden a 15.900 millones.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud