Economía

Bruselas aprueba el plan de rescate diseñado por Reino Unido para Bradford & Bingley

La Comisión Europea dio hoy luz verde al plan de rescate diseñado este fin de semana por Reino Unido para evitar la quiebra del banco hipotecario Bradford & Bingley al considerar que cumple las reglas comunitarias sobre ayudas públicas. El plan incluye la nacionalización del banco y la venta de la red de sucursales y de los depósitos a Abbey National, la filial británica del banco español Santander.

BRUSELAS, 1 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea dio hoy luz verde al plan de rescate diseñado este fin de semana por Reino Unido para evitar la quiebra del banco hipotecario Bradford & Bingley al considerar que cumple las reglas comunitarias sobre ayudas públicas. El plan incluye la nacionalización del banco y la venta de la red de sucursales y de los depósitos a Abbey National, la filial británica del banco español Santander.

El Ejecutivo comunitario se mantuvo en contacto con las autoridades de Reino Unido durante todo el fin de semana para ayudar en el diseño del plan de rescate y garantizar que cumpliera la normativa europea. El plan se notificó oficialmente a Bruselas el 30 de septiembre y la Comisión ha tardado sólo 24 horas en aprobarlo. El Gobierno británico se ha comprometido ahora a presentar en un plazo de 6 meses un plan de reestructuración o liquidación.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, destacó que este caso demuestra que "el control de las ayudas públicas no es un obstáculo a la hora de proteger el interés de los clientes y de promover la estabilidad financiera". Kroes elogió la "buena colaboración" de Reino Unido y dijo que espera seguir trabajando con Londres durante las discusiones sobre el futuro de Bradford & Bingley.

De acuerdo con el examen del plan de rescate realizado por la Comisión, la financiación estatal para permitir la venta de los depósitos constituye una ayuda pública a Bradford & Bingley y a su negocio de depósitos que fue vendido a Abbey. También la facilidad de capital y las garantías suministradas por el Tesoro a la entidad hipotecaria son ayudas públicas.

Por otro lado, el Ejecutivo comunitario constató que Abbey no recibió ningún tipo de ayuda para comprar las sucursales y los depósitos de Bradford & Bingley, ya que pagó el precio de mercado. Además, la Comisión no está preocupada por las posibles ventajas que estas medidas suponen para los depositantes del banco, ya que la ayuda a las personas individuales no está cubierta por las normas de la UE sobre ayudas públicas.

Por estos motivos, Bruselas autorizó el plan de rescate al considerar que cumple las reglas comunitarias para este tipo de casos. Estas reglas exigen que las ayudas al rescate deben concederse en forma de préstamos o garantías que no duren más de seis meses, excepto cuando se requieren medidas estructurales con carácter de urgencia, como era el caso para Bradford & Bingley.

A finales de 2007, B & B tenía una cuota de mercado hipotecario en Reino Unido del 7,7% y operaba 141 sucursales en todo Reino Unido, con un balance general de aproximadamente 65.700 millones de euros.

El recrudecimiento de las turbulencias financieras en septiembre de este año tuvo un fuerte impacto en la liquidez de la entidad, cuya calificación fue reducida por las principales agencias de 'rating'. El pasado 27 de septiembre la autoridad británica de servicios financieros le retiró el permiso para aceptar depósitos, lo que significaba en la práctica el cierre del banco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint