Economía

España, entre las favoritas para hacerse con las agencias de la UE en Londres

  • La batalla por la EMA une a Gobierno y Generalitat pese a la independencia
  • Ultima la candidatura para ser sede del regulador bancario y farmacéutico
  • Croacia, Bulgaria, Chipre, Rumanía y Eslovaquia no cuentan con centros

El divorcio provocado por el referéndum celebrado en Reino Unido el pasado 23 de junio y que agitó los mercados financieros en Europa ha motivado una carrera entre algunos socios de la UE por lograr que las sedes de las agencias europeas que hasta ahora estaban en Londres sean trasladadas a sus territorios. España, y en menor medida Italia, están entre los favoritos para albergar dos prestigiosas agencias: la Autoridad Bancaria Europea (EBA), y la Agencia Europea del Medicamento (EMA), ambas en la capital británica. Así se lo confirmaron a elEconomista fuentes comunitarias y de los propios organismos protagonistas.

Estas dos agencias resultan de las más influyentes en el entorno regulatorio europeo, al decidir sobre dos de los sectores económicos con mayores cifras de negocio. Son objetivo prioritario del sector privado, pero también de otras organizaciones, por el impacto que tiene la normativa sobre medicamentos o bancaria en los ciudadanos.

La EBA fue responsable de las pruebas de resistencia a los grandes bancos europeos publicadas el pasado 29 de julio. De su lado, la EMA debe autorizar todos los fármacos que se comercializan en el mercado europeo. El pasado año dio la luz verde a la primera vacuna contra la malaria.

Las autoridades comunitarias y Gran Bretaña ya están tomando posiciones para arrancar las negociaciones para el Brexit. Pero no se sentarán formalmente a la mesa hasta que la nueva primera ministra británica, Theresa May, active el artículo 50 del tratado europeo para desconectar al país de la normativa comunitaria, algo que no parece dispuesta a hacer antes de que acabe este año como mínimo.

El nuevo destino de las agencias europeas en Londres también formará parte de las negociaciones. Sin embargo, el interés de los Estados por quedarse con piezas de caza tan codiciadas ha hecho que unos pocos ya hayan mostrado interés. La decisión estará también en manos de los Gobiernos de los 27 socios.

Fuentes europeas en la Comisión, el Consejo (que agrupa a los Estados miembros), y ambas agencias consultadas subrayaron a este periódico que todavía es muy pronto para saber qué socio se quedará con la EBA y la EMA. Sin embargo, coinciden en la buena posición de España e Italia. Ambos países son los que parecen llevar su candidatura más avanzada.

España despliega artillería

En el caso de nuestro país, el primero de julio, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya reveló su intención de albergar la sede de ambos organismos. Y la Comunidad de Madrid, en este sentido, se ha dado prisa: el mes pasado presentó una hoja de ruta que postula a Madrid como nueva base financiera tras el voto a favor del Brexit y una campaña de promoción de la región en la que se presume de datos macro (un PIB de 203.000 millones; un paro netamente inferior al de España; y un tejido empresarial líder, con el 16% de todas las empresas del país).

El Gobierno de Cristina Cifuentes, de hecho, ha llegado a enviar dos autobuses a moverse con Londres con un mensaje muy claro: "Londres, pase lo que pase Madrid estará ahí para ti".

Pero Madrid no es la única que puja por atraer a agencias europeas y otras entidades radicadas en Reino Unido. También está Cataluña. La batalla para quedarse con la agencia del medicamento, que se quiere para Barcelona, ha unido al Gobierno central y a la Generalitat, a pesar de la ofensiva independentista.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, reconoció el pasado 22 de julio que el Ejecutivo nacional trabajará "conjunta y coordinadamente" con el catalán para "pelear para que Barcelona pueda ser la sede de la Agencia Europea del Medicamento".

Por parte de Italia, su primer ministro, Matteo Renzi, ha creado ya un grupo de trabajo especial orientado a tal fin. En paralelo, Giuseppe Sala, alcalde de Milán, la ciudad que aspira a quedarse, al menos, con una de las dos agencias, viajó a Londres el pasado día 6 de julio para promocionar la urbe como lugar ideal "gracias a sus excelentes infraestructuras, sus diez universidades, y la promesa de más inversiones para reforzar la área que ocupó la Expo, y la recuperación total del sector inmobiliario".

Sin embargo, la candidatura italiana para hacerse con la EBA podría verse frustrada debido a las turbulencias que atraviesa la banca transalpina, cuyo estado ha encendido las alarmas de FMI y BCE.

¿Demasiadas agencias?

Pero las fuentes europeas consultadas recuerdan que, contra los esfuerzos español e italiano, pesa el número de agencias que ambos países ya tienen, tres y dos, respectivamente (mucho más que una gran cantidad de países recien llegados).

Al mismo tiempo, todavía existen cinco Estados miembros que no tienen ninguna de las 37 agencias repartidas por Europa: Croacia, Bulgaria, Chipre, Rumanía y Eslovaquia. Pero la naturaleza y requerimientos de estas dos agencias podrían hacer que pesen más otras razones que un equilibrado reparto entre los estados.

En el caso de la EMA, desde la institución explican la importancia de los aspectos logísticos, ya que unos 210 expertos tienen que viajar todos los meses a Londres.

Por parte de la autoridad bancaria, su responsable Enria considera que su sede debería estar cerca de un importante centro financiero europeo. Más aún, en una entrevista reciente con CNBC, el italiano urgió a las instituciones europeas a que decidan "tan rápido como sea posible" la nueva sede. De otra forma, advirtió que este periodo transitorio podría impactar en su capacidad para reclutar a nuevos profesionales.

Uno de los Estados con más centros de la UE

La calidad de vida y las buenas infraestructuras de nuestro país puede que sean algunas de las razones que han convertido a nuestro país en uno de los estados miembros con una mayor representación de agencias. España cuenta con tres de ellas: la Oficina de la UE de Propiedad Intelectual (Alicante), la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (Bilbao) y la Agencia Europea para el Control de la Pesca (Vigo).

Pero nuestro país también acoge otros centros, como el Centro de Satélites de la UE (Satcen) en Torrejón de Ardoz; la oficina 'Fusion for Energy', en Barcelona; y uno de los polos del Centro Común de Investigación, en Sevilla. Por su parte, Italia es sede de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (Parma), la Fundación Europea para la Formación (Turín), y uno de los laboratorios del Centro Común de Investigación en Ispra.

comentarios28WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 28

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

horizontes
A Favor
En Contra

Y estos que van a generar miles de puestos de trabajo o simplemente capital de los 4 golfos de turno.

Puntuación 0
#25
discorayado
A Favor
En Contra

Cuando Londres se lo quita es porque no es rentable.

Puntuación 0
#26
Mariadelpilar
A Favor
En Contra

Cuando Londres se lo quita es porque no es rentable. Ellos saben sacar cuentas mejor que nosotros.

Puntuación 0
#27
ciudadano
A Favor
En Contra

Me encantaría que sucediera lo siguiente para el reino unido...

1º que todas las sedes europeas se trasladen a España e Italia

2º que escocia se independice del reino unido y regrese a la UE

3º que Irlanda del norte se una a Irlanda para seguir en la UE

En resumen que el reino unido se desintegre y se convierta en la mínima expresión...

Puntuación 0
#28