Economía

Berlín ofrece 41.000 vacantes de formación a españoles

Según las estadísticas, en Alemania hay 41.000 plazas de formación vacantes. Hace pocas semanas el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, declaraba que una de las soluciones al problema del paro juvenil en España y Portugal podría ser que algunos de estos jóvenes optasen a estas plazas.

Con la premisa de "Alemania necesita aprendices", el ministro expresaba la buena salud de este tipo de contratos formativos, que además suponen el rejuvenecimiento de las plantillas. Las más populares son el sector de las ventas, la mecatrónica, electrónica, banca y cocina, según la Oficina federal de empleo del país germano.

Y es que una de las salidas laborales que cuentan con más inserción laboral en Alemania es la formación profesional dual. Estos estudios, similares a un ciclo formativo en el sistema educativo español, permiten trabajar mientras se está estudiando, al tiempo que se aprende a desempeñar el oficio para el que el alumno se está preparando.

Este sistema de prácticas remuneradas es obligatorio a partir del segundo año del estudio (normalmente duran tres años, depende del campo), y proporciona a los estudiantes experiencia laboral, conoci- miento de su futura profesión y es también un balón de oxígeno para las empresas, que cuentan con una "plantilla" de aprendices que en el futuro pueden obtener un puesto de trabajo en esa misma compañía. En la mayoría de las ocasiones incluso contratan directamente a esos aprendices en cuanto finalizan sus estudios.

Demandas específicas

La mayor dificultad se encuentra en las profesiones muy concretas, cuyas empresas ven difícil encontrar a jóvenes dispuestos a desarrollarse en esos ámbitos laborales, puesto que todavía la elección primordial de la mayoría de los estudiantes se centra en áreas muy poco específicas. No obstante, las cifras dicen que hay más hombres que mujeres ocupando estas plazas formativas. Debido a ello el Instituto federal de Formación Profesional (BIBB) intenta fomentar la inserción de las mujeres en ámbitos, hasta ahora, vistos como puramente masculinos, por ejemplo, la carpintería o la pintura.

De los jóvenes que acceden a la formación dual profesional, un 27,5 por ciento tenía estudios secundarios pero no quisieron acceder a la universidad. Estos estudios, denominados en alemán ?ausbildung?, suelen tener una alta tasa de inserción laboral. Es por eso que muchos estudiantes los eligen en detrimento de las carreras universitarias, a pesar de que éstas rondan los 300 euros por trimestre en Alemania.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

Usuario validado en elEconomista.es
javiergc
A Favor
En Contra

Que se vaya nuestra juventud , para que creen familias en Alemania , y aquí no quede nadie que sustituya a las nuestras.

Puntuación 0
#1
wuntergrass
A Favor
En Contra

si os mola currar con turcos y escoria musulmana adelante ejpañistanies

Puntuación 0
#2
Luis Burgos
A Favor
En Contra

¿Cómo podría obtener más información sobre estos puestos de formación?

Puntuación 1
#3
sempreChe
A Favor
En Contra

Antes se llamaban esclavos después aprendices ahora se llaman becarios, creo que Fancia a pedir unos cuantos para que aprendan a vendimiar.

Puntuación 0
#4
javier
A Favor
En Contra

en que lugar se puede uno acercar para inscribirse o averiguar o ampliar mas sobre esta noticia tan interesante,gracias

Puntuación 0
#5
javier
A Favor
En Contra

donde puedo ir para inscripcion o saber mas del tema.gracias

Puntuación 0
#6
Usuario validado en elEconomista.es
gameelover@yahoo.es
A Favor
En Contra

Donde consigo información detallada,sobre las vacantes de formación. Para jovenes españoles en Berlin

Puntuación 0
#7