Economía

Obama, Biden y Kaine ensalzan a Clinton como la única alternativa sana y cuerda a la Casa Blanca

Foto:Archivo

El Wells Fargo Center de Filadelfia cayó rendido a los pies del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Entre vítores de "sí, podemos" el mandatario echó la vista atrás y recordó la primera vez que participó en un discurso de la Convención Nacional Demócrata de Boston hace exactamente 12 años. "Estaba lleno de fé y esperanza por nuestro país", dijo. "Aunque la nación se ha visto retada por la guerra y la recesión puedo decir que me encuentro más optimista que nunca sobre el futuro de la nación", sentenció.

Obama hizo repaso de sus logros, especialmente a nivel económico tras la peor crisis económica desde la Gran Depresión. Enumeró la recuperación del mercado laboral, que ha generado casi 15 millones de trabajos, la reanimación del sector automovilístico, la reforma cobertura de salud, la muerte de Osama Bin Laden, el acuerdo con Irán o el acercamiento diplomático con Cuba.

"Todavía queda mucho por hacer" determinó el todavía inquilino del Despacho Oval, quien reconoció que las elecciones del próximo 8 de noviembre "no son típicas". "No es una elección partidista es más bien una elección sobre quiénes somos", apuntó mientras se hizo eco de la visión pesimista y de odio ofrecida por los republicanos en su Convención la semana pasada en Cleveland, Ohio. "Somos optimistas", reiteró el presidente.

"Veo gente trabajadora, comenzando empresas, generaciones jóvenes con nuevas ideas, médicos buscando nuevas curas", determinó el demócrata quien reconoció que sólo hay una candidata capaz de mantener su visión unitaria y optimista de EEUU, "la próxima presidenta de EEUU, Hillary Clinton". "Clinton nunca se rinde, no ha habido ninguna persona, ni yo, ni Clinton, ni Biden mejor preparada para ser presidenta", ratificó. El presidente también hizo un guiño a Bernie Sanders, el senador de Vermont, al alabar su persistencia y la de sus seguidores en busca de un sistema más transparente e igualitario.

Biden y las "paparruchas" de Trump

Previamente, y antes de que el senador de Virginia, Tim Kaine, aceptase su nominación a la vicepresidencia, el actual vicepresidente del país, Joe Biden, no dudó en arremeter duramente contra el candidato republicano, Donald Trump. "Para ser obvio y no pretendo hacerme el listo, la única persona en esta carrera que siempre estará ahí, que siembre ha estado ahí para vosotros es Hillary Clinton, esa no es la historia de Trump", afirmó el confidente de Obama.

Biden dejó claro a los allí presentes que "este hombre no tienen ni la más mínima idea sobre la clase media" y añadió que las declaraciones del nominado republicano haciéndonos creer que se preocupa por la clase media "no son mss que paparruchas". El vicepresidente dijo que el empresario, con su retórica, no hará más que hacer de América "un país menos seguro". Fue entonces cuando Biden ensalzó el verdadero patriotismo estadounidense donde "no nos asustamos facilmente, no nos arrodillamos, nunca nos rompemos cuando nos enfrentamos a una crisis", aseguró entre vítores y aplausos. "Nunca ha habido una buena apuesta en contra de América, no somos segundos de nadie y somos dueños de la meta, no lo olvidéis".

Posteriormente, tras los discursos de otros invitados como el empresario independiente y ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, Kaine aceptó la nominación del partido demócrata a la vicepresidencia. Una decisión alabada por Obama quien dijo que "ayudará a Clinton a ser mejor presidenta como Biden me ha ayudado a mi". Kaine, quien aprendió español en Honduras, intercaló breves citas en nuestro idioma, asegurando que él y Clinton "son compañeros de alma", haciendo alusión a la nominada a la Casa Blanca. "Cualquier partido que vote por Donald Trump para ser presidente se ha distanciado del partido de Lincoln", aclaró al mismo tiempo que apostó por "avanzara hacia las oportunidades para todos, sin importar cuál es la presencial, a quien rezamos o a quien amamos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin