Economía

De Guindos adelanta los pagos de Sociedades para cuadrar el déficit

  • La recaudación por este impuesto amenaza con un desvío de 6.500 millones
  • Necesita el apoyo en el Congreso de PSOE y Ciudadanos para modificarlo

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ofreció ayer en Bruselas a sus pares europeos una subida de la recaudación por el Impuesto de Sociedades de 6.000 millones de euros, para garantizar así que nuestro país deje el déficit por debajo del 3% el próximo año y, de paso, evite convertirse junto a Portugal en el primer Estado miembro multado por "esfuerzos insuficientes" en el proceso de consolidación fiscal.

Para lograr ese incremento recaudatorio, De Guindos trasladó tras la reunión del Ecofin que lo que pretende el Ejecutivo es incluir un tipo mínimo en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades, tal y como sucedía hasta hace un año. De esa forma, el sector privado será el que pague el más que previsible desvío de la recaudación por este impuesto, que hasta mayo y según los datos de la Agencia Tributaria, alcanzaba ya los 2.353 millones de euros. El pago fraccionado de abril dejó menos de 3.000 millones frente a los 5.700 millones de 2015.

Sin medidas adicionales, el año podría terminar con un agujero en el impuesto de más de 6.500 millones. Según cálculos efectuados por este periódico, la recaudación por Sociedades terminaría 2016 muy poco por encima de los 18.000 millones, a años luz de los casi 25.000 que el Ejecutivo calculó cuando elaboró los Presupuestos para este año.

El resto de impuestos, a excepción del IVA, que crece a un ritmo del 3,4%, tampoco acompaña. Por IRPF hasta mayo se han ingresado 1.246 millones menos; por los Impuestos Especiales, 301 millones más, pero a cierre del ejercicio será muy difícil que alcancen los 20.053 millones previstos en las cuentas públicas.

Recuperar el modelo anterior

De Guindos no precisó qué tipo mínimo se aplicará para los pagos a cuenta y el tiempo que perdurará la decisión. De este segundo aspecto depende que la medida suponga una subida de impuestos o se convierta en un parche para taponar la mala marcha recaudatoria por esta figura. Parece difícil, sin embargo, pensar en que el Ejecutivo pueda comprometerse a devolver lo que van a ingresar de forma adelantada las empresas, más aún con Bruselas metiendo de nuevo presión.

Hasta el año pasado, momento en que el Gobierno anunció una rebaja del tipo general de Sociedades y la supresión de esos tipos mínimos, las empresas con una facturación superior a los 20 millones de euros pagaban a cuenta un mínimo del 8% del resultado de su cuenta de pérdidas y ganancias y del 4% si al menos el 85% de sus ingresos se correspondían con rentas o dividendos con derecho a deducción por doble imposición.

El anuncio de De Guindos viene a recuperar ese sistema, aunque el propio ministro reconoció que se utilizará un "umbral". El objetivo, se entiende, es no hacer pagar más a las compañías más pequeñas, haciendo que el incremento recaudatorio lo abonen quienes más facturan. Y es que la recaudación por Sociedades de los grandes grupos consolidados ha caído más del 60% en los primeros meses del año, algo insostenible a ojos de numerosos expertos.

Una mayoría necesaria

Lo que sí quiso recalcar el ministro fue que la medida sólo podrá ser aprobada modificando leyes. Habrá que esperar a contar con un Gobierno en ejercicio y con el apoyo de un número suficiente de diputados para lograr los 176 escaños necesarios para contar con el respaldo mayoritario de la Cámara.

Los otros tres grandes partidos, PSOE, Podemos y Ciudadanos, incluyeron en su programa electoral la modificación del Impuesto de Sociedades para elevar la recaudación. Desde ese punto de vista, lo lógico es que el anuncio de De Guindos se traduzca en un apoyo parlamentario amplio, aunque eso está por ver.

Fuentes de Ciudadanos reconocieron que lo anunciado en Bruselas "es más un parche que persigue que la recaudación no se derrumbe". "Ahora está por ver si Bruselas acepta la propuesta o directamente pide al Gobierno que reforme todo el Impuesto de Sociedades", advierten desde la formación naranja, recordando que si el Ejecutivo decidiese devolver lo que van a anticipar las empresas a cuenta ?se encontrarían con que al año siguiente la recaudación volvería a caer con severidad?.

El PSOE mantuvo silencio durante varias horas, pese a que numerosos cuadros medios del partido utilizaron la red social Twitter para acusar al Ejecutivo de "mentir" por prometer bajar impuestos antes de las elecciones y optar por subirlos tras ellas. A este respecto hay cierta confusión: el PP, en su programa electoral, vendió la posibilidad de volver a reducir el IRPF e incluso bajar el Impuesto de Sociedades. Pero en el Programa de Estabilidad que el Ejecutivo remitió a Bruselas el 29 de abril, ya mostró su compromiso con actuar sobre este tributo si la recaudación daba disgustos.

Otras medidas

"Nosotros lo que vamos a señalar es el compromiso de España para reducir el déficit por debajo del 3 por ciento en 2017", aseveró De Guindos tras verse con sus colegas del Ecofin. El ministro dijo que para ello, y al margen del alza recaudatoria prevista para Sociedades, habrá que contar con el ahorro adicional de 1.500 millones por el pago de intereses de la deuda; y con otros 1.000 millones extraordinarios por la lucha contra el fraude.

Más tarde se conoció también que el Gobierno pedirá a los Ministerios que cierren el ejercicio 2016 a finales de este mes, para que ninguna decisión de gasto pueda entrometerse en la consolidación fiscal. En este sentido, y dado que España "ha dado un giro sin precedentes·, el titular de Economía se mostró convencido de que la multa "será nula o de cero".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud