Economía

El efecto 'Brexit' sobre las exportaciones sería devastador para el Reino Unido

  • Las exportaciones del Reino Unido a la UE son el triple que a EEUU
  • El PIB del Reino Unido se podría desviar en 250.000 millones hasta 2025

Si los ciudadanos del Reino Unido votan a favor de abandonar la Unión Europea, algunos sectores de la economía británica podrían enfrentarse a un gran problema: un fuerte incremento de los costes de exportación al mayor socio comercial del Reino Unido, la Unión Europea.

Y es que formar parte de la Unión Europea, no sólo da derecho a los ciudadanos de sus países a circular libremente dentro de la 'comunidad', sino también otorga ese derecho a los bienes, servicios y capitales. La UE funciona como un mercado único o común. 

Sólo las exportaciones del Reino Unido a la UE (133.365 millones de libran) son superiores que la suma de los otros nueve mayores socios comerciales juntos. EEUU con 45.276 millones de libras es el segundo importador de bienes y servicios de las islas. 

Según muestra un informe de Bertelsmann Foundation, el Reino Unido sería uno de los países más afectados si se modifica o se elimina el Acuerdo de Schengen. Londres, que a día de hoy tiene el papel de capital financiera de Europa, podría perder ese papel. Pero no sólo la industria financiera del país sufriría, la industria que enfoca su negocio a la exportación de bienes tendría que lidiar con el coste de los aranceles. 

Infografías realizadas por Statista

Efecto sobre el PIB

Según Bertelsmann, el espacio Schengen sufre restricciones y el coste de las importaciones/exportaciones se eleva un 1%, el PIB del Reino Unido se podría desviar a la baja hasta el 2025 en unos 80.000 millones de euros. Sin embargo, si este coste se incrementa un 3%, el desvío acumulado del PIB hasta esa fecha podría superar los 250.000 millones de euros.

Larry Summers, profesor de Economía en Harvard y ex secretario del Tesoro de EEUU, explica en el Financial Times que el 'Brexit' "con toda probabilidad tendrán grandes costes para la economía del Reino Unido y plantearía dudas sobre la cohesión del país".

Además, "pondría en peligro el papel de Londres como centro financiero del Viejo Continente y reduciría las exportaciones británicas a Europa", sentencia el economista estadounidense.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud