Economía

Venezuela y el paradigma monetario de la extrema izquierda

  • Garzón asegura que con soberanía monetaria un Estado no puede quebrar
  • Tampoco necesita recaudar impuestos para poder seguir gastando
Foto de Reuters

He ejercido durante quince años como inspector de Hacienda, y siempre he pensado que los impuestos eran necesarios para financiar el gasto público. Esto es lo que pone el artículo 31 de la Constitución, que señala que: "1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio."

Esto ha recibido algunas críticas, pero no las esperaba desde la extrema Izquierda, porque se pueden criticar muchas cosas de este precepto, como la justicia, la igualdad, la progresividad, pero parece complicado negar que se cobran impuestos para financiar el gasto. Eso me creía yo.

El viernes pasado leía unos tuits de Eduardo Garzón, asesor en el Ayuntamiento de Madrid del Concejal de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, que son, como poco sorprendentes: "Un Estado que tiene soberanía monetaria (emite la moneda que utiliza) no necesita recaudar impuestos para poder gastar", y "Un Estado con soberanía monetaria jamás puede quedarse sin dinero, por lo que, si se lo propone, jamás puede quebrar". Bien, mi comentario, "menudo nivel de economistas", le pareció irrespetuoso al Sr. Garzón, que además señaló que eran "verdades irrefutables".

La economía es una ciencia social

En primer término, aunque todos solemos soportar bastante crítica, especialmente en el ámbito político, sí que es cierto que juzgué a Eduardo Garzón por dos tuits, lo que es un exceso por mi parte de lo cual, quiero disculparme. Ahora bien, ninguno de los dos tuits son verdades irrefutables. En general, en las ciencias, especialmente en las sociales, como señalaba Karl Popper no existen "verdades irrefutables", sino aproximaciones a la realidad, que suelen ser contradichas por descubrimientos posteriores.

Veamos, un Estado que emite moneda, no tiene que cobrar impuestos para gastar. Eso sólo es cierto en los emiratos petroleros, que no tienen sistemas fiscales y pagan el gasto público con las rentas del petróleo. Esto tenía algún parecido con la situación fiscal de Venezuela que también dependía de las rentas del petróleo. De hecho, su presupuesto estaba fundamentado en que el barril de petróleo cotizase a 140 dólares, cuando la cotización ha sido de una tercera parte en estos dos últimos años. Cuando los ingresos no te dan para cubrir el gasto, cualquier Estado tiene cuatro opciones: subir impuestos, recortar gastos, emitir deuda o emitir moneda. El chavismo siguió literalmente el axioma de Garzón: "Un Estado que tiene soberanía monetaria no necesita recaudar impuestos para poder gastar".

John Maynard Keynes previó exactamente esta situación en Las consecuencias económicas de la Paz: "La forma más eficaz de socavar las bases del capitalismo es la corrupción de la moneda", cita que Keynes atribuye a Lenin. Esto vale para la Alemania de la República de Weimar, obligada a pagar ingentes reparaciones de Guerra, para la China nacionalista del Kuomintang, para la Venezuela chavista, o para una España que recuperase "la soberanía monetaria" para imprimir moneda con la que pagar el déficit.

Y ahora mismo, Venezuela tiene la inflación más elevada del mundo según el FMI, que este año llegará al 720%. Obviamente, esta hiperinflación lo que genera es el hundimiento del comercio y de la actividad económica. Y también genera unas colas interminables por el hundimiento de la producción, aunque a algunos líderes de Podemos como Íñigo Errejón les parezca que las colas en Venezuela se deben "al aumento en la capacidad de consumo, producto de la revolución bolivariana".

En la práctica, hay varios casos de hiperinflación, pero es que además la afirmación tampoco tiene demasiado sentido. Una moneda es de curso oficial porque el Estado que la ha emitido admite que le paguen los impuestos en esa moneda. Sin eso, una moneda, que además no tiene un respaldo en oro, o en otra cosa, no tiene ningún valor. Con lo cual, si no hay impuestos, ni respaldo en un activo que alguien quiera, la moneda no es nada, porque nadie la quiere para nada. Y algo que nadie quiere, y que el Estado tampoco puede imponer, no sirve para pagar el gasto público.

Vayamos con la segunda afirmación, "Un Estado con soberanía monetaria jamás puede quedarse sin dinero, por lo que, si se lo propone, jamás puede quebrar". Esta "verdad irrefutable" sólo es cierta si lo que te aceptan los acreedores es tu propia moneda. Si no es así, si para comprar un producto o para obtener un determinado producto, hay que tener moneda extranjera, entonces deja de ser cierto.

Así, si las importaciones de petróleo se tienen que pagar en dólares, un Estado debe adquirir dólares. En estas condiciones, algunos Estados como Argentina han tenido que pedir prestado en dólares, y pese a que tenían, y tienen, soberanía monetaria, han acabado en "procesos de renegociación forzosa con sus acreedores". Así hubiese acabado Grecia de seguir la senda de "recuperar la soberanía monetaria", por la que abogaban algunos asesores de Siryza. Y, en fin, ya querría el Gobierno de Venezuela que alguien quisiese prestarle en dólares, euros o yenes.

Lo cierto es que me ha sorprendido que Podemos no se haya desmarcado de un fracaso absoluto como es el régimen bolivariano de Venezuela. Pero aún más me ha sorprendido que Izquierda Unida lo apoye decididamente. Así que Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, dijese que Leopoldo López es un "golpista" y que estaría en la cárcel en cualquier país del mundo. (Sin tener en cuenta que el propio fiscal del caso dice que todas las pruebas estaban amañadas)

Pese a todo, tengo que confesar que lo que más me ha sorprendido es la apología de la 'soberanía monetaria' y la no necesidad de financiar el gasto público con impuestos. Pensaba que estas cosas se hacían en Venezuela (o en la Alemania de Weimar) por errores o por necesidad, no por convicción. Sólo por poner esto de manifiesto, el viaje de Albert Rivera a Venezuela, que comentábamos aquí la semana pasada .

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

populares
A Favor
En Contra

Venezuela!! Venezuela!! Podemos!! Venezuela!!

Es cierto que un país con autonomía monetaria no se queda sin dinero, pero no se habla del valor del mismo, puede valer muy poquito, puede valer el precio del papel con el que se hace, pero aunque sea muy poquito algo vale..

Y si un estado se sustenta a base de impuestos equitativos, habrá que cobrarle más a los ricos, y que pague la iglesia, que casi con el IBI que iban a pagar se acababa la crisis!

Puntuación 19
#1
Willow
A Favor
En Contra

El que Podemos esté en las encuestas como está, es otro fracaso más del fracasado sistema educativo español. El problema no és que esa gente se crea sus caducas teorías económicas, que tanta hambre han dejado ya por el mundo, sino que convenzcan a tantos millones de personas, que parecen no saber o no querar saber nada de Historia ni de Economía.

Puntuación -6
#2
yomismo
A Favor
En Contra

Todos las ideologías sustentan ideas que chocan con la realidad. El capitalismo sostiene que el capital crea riqueza, cuando es el trabajo el que la crea, el capital se apropia de ella.

Puntuación 8
#3
Navarro
A Favor
En Contra

La hipocresía de Ciudadanos (y del PP)



Una última observación. Muestra la baja talla intelectual de la derecha española (PP y Ciudadanos) que esté intentando centrar su estrategia electoral en la situación venezolana, en un intento de identificar la coalición Unidos Podemos con el gobierno que ha sido elegido en aquel país, y que según las derechas se ha transformado en una dictadura. La complicidad de los grandes medios de información y persuasión en promover esta percepción de lo que ocurre es absoluta, campaña dirigida por El País, un rotativo que también, por cierto, se define de centro. Tal diario también ha intentado convencer (como también lo han hecho el PP y Ciudadanos) a su decreciente audiencia de que Podemos está financiado por el gobierno venezolano, en contra de la evidencia existente y confirmada por los tribunales españoles, que han concluido, todos ellos, que ello no es cierto.



Independientemente de las simpatías que uno tenga por aquel gobierno, es necesario recordar dos hechos que muestran la enorme hipocresía de las derechas en España. Uno es que todos los organismos internacionales de defensa de los derechos humanos indican que es en Honduras donde tales derechos están siendo violados diariamente, con asesinatos continuados de dirigentes de movimientos sociales, periodistas y sindicalistas, realizados con la autoría y/o complicidad del Estado y de los partidos gobernantes que pertenecen a las mismas familias políticas –la conservadora y la liberal- a las cuales pertenecen el PP y Ciudadanos. Incluso en el caso (más que improbable) de que las acusaciones de violaciones de los derechos humanos hechas por las derechas españolas en contra del gobierno venezolano fueran ciertas, tales violaciones palidecen frene a las que están ocurriendo en Honduras. Pues bien, tales partidos y tales medios (que se definen todos ellos de centro y grandes defensores de los derechos humanos) han permanecido en un silencio ensordecedor sobre lo que ocurre en Honduras, mostrando, con este silencio, que en realidad los derechos humanos no les importan en absoluto. Lo que les importa es utilizarlos vergonzosamente para atacar a Unidos Podemos en España. Su interés en Venezuela parece traducir su deseo de alejarse de España, donde la aplicación de las políticas de austeridad que el PP y Convergència han estado imponiendo a España y a Catalunya, con el aplauso de Ciudadanos, ha dañado enormemente los derechos laborales y sociales de sus clases populares. De ahí su interés de que la atención se desplace hacia Venezuela. Así de claro.

http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2016/05/30/es-ciudadanos-un-partido-de-centro-2/

Puntuación 3
#4
Uno que pasa
A Favor
En Contra

#4 Obviamente cada uno barre pa' casa. En el diario Publico al que enlazas, por ejemplo, siempre se comenta lo bien y lo bueno que hace Podemos y se ensaña con los defectos de PP y Ciudadanos. No es un periódico imparcial, ni mucho menos. Incluso con noticias que tienen alcance nacional sobre irregularidades en Podemos y que, misteriosamente, no aparecen en tal diario. Una vez que un lector de medios de todo pelaje político sabe que todos los medios cuentan con tal pelaje, también debe saber que hay que poner filtro a la información venga de donde venga... Dicho esto, Venezuela cuenta con especial atención porque el partido emergente con más fuerza tiene dirigentes que públicamente admiten, aunque ya menos públicamente, su afinidad con el régimen actual de Venezuela. No solo eso, si no que algunos dirigentes de Podemos han mantenido relaciones personales con los máximos dirigentes de dicho gobierno en Venezuela. Así que se justifica tanto despliegue por ser de interés propio. No tanto lo que pasa en Honduras. Igual que siempre se ha criticado con dureza (o yo al menos) las puertas giratorias que permiten a ex ministros cobrar sueldos escandalosos por pertenecer a consejos de dirección de grandes empresas, hay que criticar con dureza que dirigentes de Podemos tengan sus puertas giratorias particulares con Venezuela. Si sólo criticas una cosa y defiendes la otra, es que has caído en el juego del partidismo menos imparcial. Ser objetivo es un constante ejercicio de autocritica.

Puntuación -4
#5
jj
A Favor
En Contra

Garzon solo dices cosas que nos llevan a la ruina lo que pasa cuando no pagas o no haces caso al déficit

1 europa no te compra deuda

2 baja el crédito principalmente a familias y pymes

3 al no poder financiarte o recortas o imprimes moneda

4 imprimes moneda

5 te tiran del euro

6 hiperinflación

7 fuga de capitales

8 baja la act económica

9 no tienes dinero , imprimes mas

10 imprimes mas . vale menos

.... asi podría seguir hasta el dia del juicio pero me voy a despedir diendo que lo único para lo que nos vendría bien es para la invasión guiri por los precios de España , vamos que cualquier europeo medio podrá tener su casita en España para el verano y la jubilación

Puntuación -1
#6