Economía

Italia estudia anticipar la jubilación con una hipoteca avalada por el Estado

La reforma del sistema de pensiones suele ser una pesadilla para cualquier Gobierno. Tanto más en Italia, donde ya se han llevado a cabo cinco modificaciones durante los últimos veinte años. Todas las reformas han subido la edad de jubilación con el objetivo de cuadrar las cuentas públicas y complacer a Bruselas, enfrentándose a duras protestas por parte de los sindicatos.

Esta vez, sin embargo, Matteo Renzi intenta cambiar de rumbo y suavizar los efectos de la última -y más dura- reforma, promovida por el Gobierno tecnócrata de Mario Monti a finales de 2011, cuando Roma estaba a punto de caer y con la prima de riesgo disparada por su deuda.

La reforma, conocida como riforma Fornero (por el nombre de la ministra tecnócrata de Trabajo, Elsa Fornero, que rompió a llorar al anunciar sus medidas y recortes), ha perjudicado a miles de trabajadores entre 63 y 65 años que, en un solo día, vieron cómo se incrementaba su edad de jubilación hasta los 66 años y 7 meses. La medida, además, está teniendo otros efectos secundarios: limita la entrada de los jóvenes en el mercado de trabajo y causa graves problemas a decenas de miles de personas en situación de desempleo, que no pueden acceder a la pensión de jubilación por el retraso de la edad estipulado en la medida.

En los últimos años, el Gobierno y el Parlamento tuvieron que poner un parche interviniendo con seis decretos de "salvaguardia" para proteger a los trabajadores despedidos mediante expedientes de regulación de empleo que se han quedado sin pensión.

Ahora, Matteo Renzi quiere pasar al contraataque y está estudiando una medida para suavizar los efectos de la reforma tecnócrata flexibilizando el acceso a la pensión, es decir, anticipándola hasta tres años, y permitiendo la jubilación con los requisitos anteriores a los cambios de 2011.

A coste cero

La clave del problema, sin embargo, es el coste de la intervención. A pesar de estar a punto de obtener un aumento de la flexibilidad presupuestaria por parte de Bruselas, Renzi ha subrayado que la norma tiene que ser a "coste cero". Su apuesta es alcanzar el consenso modificando una ley muy impopular sin afectar a las cuentas públicas.

El Ejecutivo presentará su propuesta definitiva en otoño, con la ley de Presupuestos para 2017, y el ministro de Trabajo, Giuliano Poletti, ya está trabajando con el Ministerio de Economía con el fin de buscar un equilibrio.

Renzi quiere cosechar resultados electorales antes de la aprobación definitiva de la medida, ya que su Ejecutivo se someterá en los próximos meses a dos votos decisivos: las municipales, que renuevan el Gobierno de las principales ciudades italianas (entre otras Roma, Milán, Nápoles y Turín) y el referéndum constitucional sobre la reforma del Senado en octubre. Por esto, Poletti acaba de presentar un proyecto piloto que entrará en vigor unos días antes de las municipales con el objetivo de anticipar algunos efectos de la "contrarreforma" del sistema de pensiones.

A partir del próximo 20 de mayo los trabajadores que están a punto de jubilarse podrán convertir su contrato a tiempo indefinido en uno a tiempo parcial, con algunos incentivos. "Veremos si estas iniciativas gustarán a las empresas y a los trabajadores" declaró Poletti la semana pasada, subrayando que "es un tema que hay que tomar en cuenta, porque contribuye a construir un nuevo Estado de Bienestar en nuestro país".

El ministro, sin embargo, explicó que la reforma, que busca aumentar la flexibilidad en el acceso a la pensión, "es algo complejo y tiene que responder a dos parámetros: tiene que ser sostenible desde el punto de vista económico y equitativa desde el punto de vista social". Poletti desmintió entonces la hipótesis de una penalización del 3% para el acceso a la pensión anticipada. "No lo podemos hacer, hay quien gana 700 euros y quien gana 3.000". Queda descartada así la propuesta del presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados y exministro, Cesare Damiano, según la cual la flexibilidad consistiría en poder acceder a una pensión de jubilación anticipada con una penalización considerable en el importe a recibir.

El camino elegido por el Gobierno parece el de consentir la anticipación de la pensión, a través de un préstamo garantizado por la Seguridad Social. Bancos y seguros anticiparían el dinero de la pensión en lugar del Estado, a través de una hipoteca avalada por el INPS (Instituto Nacional de Previsión Social, es decir, la Seguridad Social transalpina). El INPS, dependiendo de la situación del pensionista, determinaría el tipo de interés. Según los sindicatos, sin embargo, la anticipación de la pensión "a coste cero" es solo un espejismo. La central UIL, una de las tres principales del país transalpino, ha valorado que un trabajador con una pensión bruta de mil euros perdería casi un mes de pensión cada año para anticipar la jubilación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum6

Pepa
A Favor
En Contra

Jubilar a los trabajadores a edades más elevadas no es la solución a los problemas de Tesorería.

Puntuación 35
#1
3 años en el paro
A Favor
En Contra

De nada sirve alargar la vida laboral si el mercado laboral te expulsa cuando vas al paro si tienes mas de 40... En españa si tienes mas de 30...

Puntuación 43
#2
Javier
A Favor
En Contra

Desde el punto de vista matematico es mas bien facil solucionar este problema, toda persona que cotize tiene derecho a pension(capitalizando), ya sea 3 euros o 3000 euros, los minimos de subsistencia deberian de ser compensados por el resto del sistema publico contra presupuestos. Yo veo pensiones del extranjero de 30 euros y nadie dice nada. Politicamente es imposible por que lo usan con fines electoralistas.

Puntuación 14
#3
walter
A Favor
En Contra

Acordarse de que la jubilación nos la dió Franco y nos la jodió Zapatero

Puntuación 8
#4
juan
A Favor
En Contra

el sistema de pensiones ya no es sostenible los seguros sociales ya no son suficientes la gente cada vez vive mas y tiene menos hijos la productividad no aumenta a la misma velocidad que las pensiones , el fin de una era una pena

Puntuación 3
#5
no hay solucion
A Favor
En Contra

EN ESP AÑA LO DE LA JUBILACIÓNES UN DESATRE SI COTIZAS MENOS DROE QUINCE AÑOS NO COBRAS UN DURO YO TENGO COTIZADOS 5 AÑOS EN SUIZA QUEDA DE PENSIÓN MAS DE 200 EUROS AL MES Y DOS AÑOS DE VENDIMIA EN FRANCIA Y OTRO TANTO EN ESPAÑA QUE SOY AUTÓNOMO NO ME QUEDA CASI NADAQ Y TENGO QUE COTIZAR CASI 40 AÑOS PARAQ COBRAR 700 EUROS, QUE PENA DE PAÍS.

Puntuación 1
#6