Economía

Irlanda es la economía que más crece en la UE dos años después del rescate

  • El déficit de 2015 habría caído un 2,1%, bastante por debajo del objetivo fijado del 2,7%
  • La clave ahora es la sostenibilidad y la necesidad de evitar los errores del pasado

Irlanda afronta el nuevo año en una encrucijada en la que se juega la continuidad de un crecimiento sin precedentes en la Unión Europea en el recién finalizado 2015. A semanas de que los ciudadanos decidan en las urnas si le dan continuidad al proyecto encabezado por Fine Gael, el Gobierno confía en que el mantra de que el Tigre Celta vuelve a rugir cristalice en el imaginario del votante.

Su mejor carta de presentación es la diferencia operada en el último lustro: mientras en 2011 el primer ministro había tenido que comparecer en televisión para advertir de la dureza de las medidas necesarias para salir de la UCI, la coalición de centro-derecha ha logrado completar con éxito una histórica legislatura que deja como legado el fin de la intervención financiera, desafiando las pobres expectativas del inicio de su andadura conjunta, sellada a apenas tres meses del escarnio de renunciar a su soberanía.

Cinco años después de su bajada a los infiernos, Irlanda ha logrado cerrar el círculo con las primeras cuentas que evitaba la austeridad como ingrediente principal. Transcurridos dos años del fin del rescate, Dublín presenta el crecimiento más acelerado del continente por segundo año consecutivo. Tras la contracción del 11 por ciento experimentada entre 2007 y 2009, el PIB de 2015 mejorará nada menos que un 6,2 por ciento, de acuerdo con las previsiones oficiales, una tendencia que se espera permanezca a medio plazo gracias al positivo impacto de la política expansionista del Banco Central Europeo, el bajo precio de los hidrocarburos, un euro debilitado y la mejora sostenible de la recuperación en Estados Unidos y Reino Unido, dos de los principales destinos de los bienes y servicios irlandeses.

El progreso es el resultado de años de ajustes derivados de la dolorosa disciplina impuesta por la troika, pero el reto pasa por mantener la senda actual sin repetir los errores del pasado. La dieta de ladrillo indiscriminado y crédito hipertrofiado ha sido sustituida, de momento, por la responsabilidad fiscal. A falta de confirmación, el déficit de 2015 habrá caído al 2,1 por ciento, muy por debajo del objetivo del 2,7 por ciento y a años luz del 12,5 que dominaba cuando Fine Gael unió sus fuerzas a las del Laborismo para poner fin a la hegemonía de Fianna Fáil, que entre mayorías absolutas y ejecutivos de coalición sumaba 24 años en el poder.

Pero el riesgo de la complacencia es permanente. Las autoridades internacionales, las mismas a las que les quedan años de expediciones en Dublín para garantizar que no hay descarrilamientos, han pedido reiteradamente contención presupuestaria y priorizar la resolución de la deuda antes que la generosidad, pero el Gobierno ha considerado que es hora de recompensar a la ciudadanía por los sacrificios a los que se ha visto sometida.

El problema es que una parte notable de los factores que han permitido los recientes aumentos de gasto y recortes de impuestos carece de garantías de sostenibilidad en el tiempo. El significativo incremento de la recaudación fiscal en 2015, con hasta 3.000 millones más de lo previsto, procede del aumento del impuesto de Sociedades por parte de las multinacionales que campan en la Isla Esmeralda, por lo que su impacto en el erario no está necesariamente asegurado para el futuro. El propio Consejo Asesor Fiscal del Gobierno ha advertido de que proyectar estos ingresos en el futuro contiene "preocupantes ecos de los errores del pasado".

Perspectivas alentadoras

No en vano, la UE no es la única cada vez más inquieta por el creciente estatus de Irlanda como paraíso fiscal y las dudas acerca de si la recuperación va más allá de la industrializada Dublín son cada vez mayores. La clave será, por tanto, la estrategia del nuevo Ejecutivo, independientemente de su color.

De momento, los cimientos son alentadores, a pesar de que la deuda, todavía por encima del 100 por ciento, continúa proyectando una sombra amenazadora sobre las arcas públicas. El magnetismo de la isla para la inversión directa extranjera no ha perdido su apelación para las multinacionales y, desde 2012, se han creado 136.000 nuevos empleos en el sector privado, de los que un quinto corresponden a las empresas internacionales. El paro, por tanto, ha caído hasta el 9 por ciento, nada menos que seis puntos en relación al pico de la crisis.

El gasto del consumidor, aunque por debajo de los tiempos del boom, sigue repuntando, como prueba el aumento de adquisición de vehículos, un 30 por ciento más, y se espera una mejora notable de las condiciones cuando este mes comiencen a entrar en vigor las medidas anunciadas en el Presupuesto.

comentarios11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ELHOMBREDELSACO
A Favor
En Contra

Hay algo que se me escapa.

Este país HA SIDO RESCATADO hace dos años y ahora es el país que mas crece de toda la UE. Disminuye el déficit y aumenta el PIB.

En España no dejan de vendernos la moto de que "se evitó el rescate" y por tanto la bajada a los infiernos y el sufrimiento perpetuo. Sigue aumentando el déficit y la deuda.

Puntuación 25
#1
sarandonga
A Favor
En Contra

1

Exacto. THIS IS THE QUESTION.

Puntuación 6
#2
Harto de los Tontos
A Favor
En Contra

1,2 yo os digo el porqué, el pueblo español es ignorante y fácil de engañar, nada más que añadir...

Puntuación 20
#3
Ra
A Favor
En Contra

Bueno, como residente en Dublín, tengo que decir que la economía de Irlanda volverá a pinchar en los próximos dos años, y hasta los irlandeses hace meses que lo tienen claro.

1. Nueva burbuja inmobiliaria brutal, ya no sólo los precios de las casa en compra, si no los precios de los alquileres se han DUPLICADO en dos años, una habitación en un piso normal compartido cuesta alrededor de 700 euros mes, incluso en Inchicore. Se ha vuelto a la locura.

2. Es cierto que las empresas de IT siguen contratando, pero los salarios son mucho más bajos que hace unos años, y sin embargo la el precio de la vida sigue al alza. Pero muchos de los proyectos de los patners se los están llevando a Rumanía, Bulgaria y Polonia, especialmente Google, HP y Microsoft.

3. Cualquier irlandés sin estudios, y son muchos, están en la estacada. Sólo hay trabajo para extranjeros, principalmente europeos que hablen su idioma e inglés, y que tengan cualificación, mención aparte los ingenieros de software.

4. No todo lo que reluce es oro, e Irlanda, por desgracia, está cayendo en los mismos errores que la llevaron a la ruina.

Puntuación 15
#4
.
A Favor
En Contra

No es solo por eso... Es porque en Irlanda se ha aprovechado y se han dado facilidades a las empresas al contrario que aquí. Además allí se han permitido tener una deuda superior al 100% del PIB pero que se ha ido rebajando no como aquí que se critica

Puntuación 2
#5
Mas es Menos
A Favor
En Contra

Irlanda es una economía que estructuralmente es infinitamente más débil que la economía española. Tiempo al tiempo. Este país basa su crecimiento en una competencia fiscal de las multinacionales completamente desleal y que por algún motivo ningún país de los fuertes de la UE quiere cuestionar. ¿Cual es ese motivo por el que España no presenta una reclamación formal al impuesto de sociedades en Irlanda? Algunos se lo imaginan porque no es muy difícil de averiguar. Sin embargo a España si le imponen a raja tabla cumplir con la reducción del déficit fiscal. Está claro que España necesita un gobierno que defienda a ultranza los intereses de su país. No como hasta ahora

Puntuación 5
#6
es lo que hay
A Favor
En Contra

La verdad es que si uno estudia lo que ha ocurrido con el mercado de la vivienda en Irlanda en los últimos años, puede ver lo que pasará en España. Después de la gran caída de precios, la revalorización llegó, pero sólo a Dublín, en el resto del país los precios no se han recuperado. Lo que ocurrirá en España será lo mismo, los precios de los pisos subirán de nuevo, pero sólo en Madrid, Barcelona y alguna zona turística tipo Mallorca, en el resto del país nada de nada. El que esté esperando que su pí¬so en Lugo, Zamora, Cuenca o Jaén se revalorice, LO LLEVA CLARO.

Puntuación 7
#7
ALMUSTAFí
A Favor
En Contra

¿Siguen teniendo servicios públicos?

Puntuación 1
#8
A Favor
En Contra

La respuesta es muy simple:

Libertad económica = crecimiento y riqueza

Estatismo intervencionista = estancamiento y pobreza

Puntuación -4
#9
El despertar de los endeudados vivientes
A Favor
En Contra

Un dato:

Según este informe de la OMS (http://www.who.int/whosis/whostat/ES_WHS10_Full.pdf, página 104) hay un 2 % de la población rural irlandesa sin servicios de saneamiento (inodoros), lo que aumenta su exposición a infecciones. Y la situación no mejoró entre 1990 y 2008. Si comparáis, España ya estaba al 100 % en 1990. Y Grecia sí mejoró durante esos 18 años, mientras que Irlanda no.

Entonces, ¿para qué tanta rebaja impositiva a las multinacionales y tanta especulación inmobiliaria, si no son capaces de resolver cuestiones tan básicas como la salud del 2 % más pobre?



Una puntualización:

El crecimiento siempre es relativo. Más tarde o más temprano, después de cualquier disminución de la economía, de la producción, llega su aumento. Y este siempre es mayor, en porcentaje, cuanto mayor haya sido la caída.

Las variaciones interanuales son malos indicadores. Es más práctico observar la curva de crecimiento a lo largo de varios años, cuantos más mejor, tomando como base de referencia un año que no sea excepcionalmente malo ni bueno, no solo el año anterior (Fukushima para Japón, el maremoto de Tailandia o la invasión estadounidense de las provincias cubanas de España, por citar años muy desfavorables). Porque si no, se pierde la perspectiva global, estratégica de qué está pasando realmente con la economía.



En cuanto a que se haya vuelto a especular con el precio de la vivienda, parece normal: Los irlandeses son humanos. Así que pueden tropezar un número indeterminadamente elevado de veces sin, aparentemente, reconocer cuál es el problema y darle solución.

Puntuación 2
#10
Carlos
A Favor
En Contra

Irlanda tiene un crecimiento ficticio pues se basa sólo en su segunda burbuja inmobiliaria, los precios se han duplicado en los últimos 2 años, en venta como en alquiler y en algún momento va a reventar su nueva burbuja inmobiliaria. Ultimamente veo que en España ponen de ejemplo a Irlanda pero parece que los periodistas no se informan como es debido. Sabemos ya lo que es crecimiento económico basado en especulación inmobiliaria, y es lo que está sucediendo nuevamente en Irlanda. Los sueldos no suben en Irlanda, sí suben los pisos. La gente tiene que compartir piso porque con un sueldo no da para pagarse un alquiler. Los impuestos son altísimos y todo se va en mantener a knackers, zombies y polacos que viven del cuento, porque en Irlanda el paro lo cobra quien trabajó y quien no, y al final eso lo pagan los que trabajan.

Puntuación 1
#11